«Ca­da día mue­ren en Es­pa­ña ca­si 100 de­pen­dien­tes sin ha­ber re­ci­bi­do la pres­ta­ción»

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de Galicia (OneOff ALL) - - ESPECIAL -

Tras más de vein­te años en vi­gor, la Ley de De­pen­den­cia aún no se cum­ple ín­te­gra­men­te.

—¿Ha­bría que re­vi­sar la ley?

—Hay que cum­plir­la y fi­nan­ciar­la. Es­ta­mos aún en esa fa­se, no de­be­mos co­me­ter el error de des­pis­tar­nos en sus po­si­bles re­vi­sio­nes. En Es­pa­ña mue­ren ca­da día ca­si cien de­pen­dien­tes sin ha­ber re­ci­bi­do la pres­ta­ción a la que te­nían de­re­cho, y hay 300.000 en es­pe­ra de re­ci­bir ese apo­yo, bien por­que es­tán pen­dien­tes de eva­luar, bien por­que es­tán en lis­ta de es­pe­ra pa­ra ob­te­ner la pres­ta­ción con­ce­di­da. No es so­por­ta­ble es­ta si­tua­ción. Es ne­ce­sa­rio y ur­gen­te apro­bar un con­ve­nio adap­ta­do a la reali­dad del ser­vi­cio, que sea re­fe­ren­cia de apli­ca­ción en los plie­gos, pa­ra me­jo­rar las con­di­cio­nes de los tra­ba­ja­do­res so­cia­les y de los usua­rios. En la ac­tua­li­dad, los plie­gos no siem­pre con­si­de­ran las con­di­cio­nes fi­ja­das en el con­ve­nio, lo que im­pac­ta en el al­can­ce y ca­li­dad del ser­vi­cio.

—¿Có­mo ha ido evo­lu­cio­nan­do la ayu­da a do­mi­ci­lio?

—Me due­le re­sal­tar que en Ga­li­cia la evo­lu­ción de la ayu­da a do­mi­ci­lio es mu­cho más len­ta que en el res­to del país. Ha cre­ci­do el nú­me­ro de usua­rios aten­di­dos e in­clu­so la co­ber­tu­ra por usua­rio, pe­ro se­gui­mos a años luz en la me­jo­ra de la ca­li­dad del ser­vi­cio. Que el pre­cio me­dio por ho­ra no pa­se de 14 eu­ros, cuan­do en co­mu­ni­da­des cer­ca­nas y con un PIB se­me­jan­te a Ga­li­cia, co­mo Cas­ti­lla y León o Ara­gón, su­pera los 17 eu­ros, no ayu­da; más bien, es una de las cau­sas. Hay que avan­zar ha­cia un ser­vi­cio más ho­mo­gé­neo a ni­vel es­ta­tal.

—¿Pres­tan al­gún otro ti­po de ser­vi­cio de de­pen­den­cia?

—En Ga­li­cia ges­tio­na­mos, en­tre otros, el Cen­tro pa­ra Aten­ción a la Dis­ca­pa­ci­tad Souto de Lei­xa, en Fe­rrol, de­pen­dien­te de la Xun­ta, un cen­tro de día pa­ra ma­yo­res del Con­ce­llo de San­xen­xo y dos del Con­ce­llo de Vi­go, uno des­ti­na­do al apo­yo de me­no­res con pro­ble­mas y otro a la ayu­da de per­so­nas con dro­go­de­pen­den­cia.

—¿Qué ha su­pues­to es­ta ley?

—Es­ta ley es una nor­ma ab­so­lu­ta­men­te ne­ce­sa­ria que afec­ta a las ne­ce­si­da­des bá­si­cas de más de 1,3 mi­llo­nes de per­so­nas. Pa­ra los de­pen­dien­tes ha su­pues­to el de­re­cho a ser aten­di­dos por nor­ma, con dig­ni­dad, y no por ca­ri­dad. Gra­cias a es­ta ley di­chos de­pen­dien­tes y sus fa­mi­lias tie­nen un ca­tá­lo­go de ser­vi­cios y una aten­ción más pro­fe­sio­nal que apor­ta una me­jo­ra en su ca­li­dad de vi­da y au­to­no­mía per­so­nal.

JUAN JO­SÉ ALONSO

Or­te­ga ase­gu­ra que se es­tá tra­ba­jan­do en un cam­bio de cul­tu­ra en el cui­da­do del ma­yor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.