EL JUE­GO GA­LLE­GO QUE ARRA­SA EN 25 PAÍ­SES

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ló­pez Pe­ni­de

La em­pre­sa pon­te­ve­dre­sa Cor­vus Be­lli ha con­quis­ta­do a jó­ve­nes de me­dio pla­ne­ta con In­fi­nity, un jue­go de cien­cia fic­ción con fi­gu­ras de mi­nia­tu­ra pre­sen­te ya en 25 paí­ses. En oto­ño, la fir­ma ubi­ca­da en Bueu lan­za­rá su segunda pro­pues­ta, Aris­teia.

La em­pre­sa Cor­vus Be­lli na­ció en el 2000 es­pe­cia­li­za­da úni­ca­men­te en mi­nia­tu­ras his­tó­ri­cas y de fan­ta­sía En la ac­tua­li­dad, la fir­ma pre­pa­ra la sa­li­da al mer­ca­do, pre­vis­ta en oto­ño, de su se­gun­do jue­go, Aris­teia

«¿Se pue­de vi­vir de un jue­go de es­tra­te­gia con mi­nia­tu­ras?». Es­ta es qui­zás la pre­gun­ta que más ve­ces han te­ni­do que con­tes­tar los pon­te­ve­dre­ses que es­tán de­trás de Cor­vus Be­lli, la em­pre­sa asen­ta­da en Bueu que triun­fa a ni­vel na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal con su jue­go In­fi­nity.

Co­rría el 2000 cuan­do Car­los To­rres, Fer­nan­do Lis­te y Pi­lar Ri­be­ro, quien pos­te­rior­men­te aban­do­na­ría es­ta aven­tu­ra y se­ría sus­ti­tui­da por Be­go­ña Lis­te, cons­ti­tu­ye­ron una fir­ma es­pe­cia­li­za­da en fi­gu­ras a es­ca­la. «Em­pe­za­ron con mi­nia­tu­ras his­tó­ri­cas. Ro­ma­nos, cel­tas, car­ta­gi­ne­ses, íbe­ros... Es un pro­duc­to que tie­ne mu­cho re­co­rri­do, pe­ro real­men­te tie­ne un mer­ca­do re­du­ci­do», pre­ci­sa Gu­tier Lus­qui­ños.

Con el bum de El se­ñor de los ani­llos, op­ta­ron por ex­ten­der su ne­go­cio a unas fi­gu­ras de ma­yor ta­ma­ño —28 mi­lí­me­tros— y de te­má­ti­ca fan­tás­ti­ca. Los or­cos y el­fos de Cor­vus Be­lli co­men­za­ron a ha­cer­se un hue­co en el mer­ca­do has­ta el pun­to de que mu­chos afi­cio­na­dos, al tiem­po que va­lo­ra­ban la al­ta ca­li­dad de las pie­zas, les co­men­ta­ban lo in­tere­san­te que se­ría que las res­pal­da­se un jue­go de es­tra­te­gia.

Por aquel en­ton­ces el sec­tor de los jue­gos am­bien­ta­dos en mun­dos de fan­ta­sía es­ta­ba sa­tu­ra­do, pe­ro no ocu­rría lo mis­mo con la cien­cia fic­ción. Ha­bía un ni­cho de mer­ca­do y lo su­pie­ron apro­ve­char. El ob­je­ti­vo: un jue­go con fi­gu­ras fu­tu­ris­tas y, al mis­mo tiem­po, con cor­te man­ga.

Con es­ta idea en la ca­be­za se pu­sie­ron en con­tac­to con dos ami­gos de la in­fan­cia: Gu­tier Lus­qui­ños y Al­ber­to Abal. La ca­sua­li­dad hi­zo que am­bos es­tu­vie­ran por en­ton­ces dán­do­le vuel­tas a la po­si­bi­li­dad de sa­car un có­mic: «Co­mo so­mos muy afi­cio­na­dos a los te­beos —ex­pli­ca es­te úl­ti­mo— nos dio por ahí. No ha­bía un ver­da­de­ro plan. Nos pu­si­mos a ha­cer el tra­ba­jo pre­vio de un có­mic, por­que ni si­quie­ra ha­bía­mos pen­sa­do si lo iba a di­bu­jar yo o íba­mos a bus­car a al­guien que lo hi­cie­ra. Ha­bía­mos da­do los pa­sos pa­ra ha­cer­lo, desa­rro­lla­mos una bue­na can­ti­dad de tras­fon­do que nos iba a ser­vir de ci­mien­tos y en esas es­tá­ba­mos cuan­do Car­los y Fer­nan­do con­tac­ta­ron con no­so­tros».

Fue el ger­men de In­fi­nity. Po­co a po­co, asen­ta­ron las ba­ses. «Te­nía­mos los ci­mien­tos de un có­mic, pe­ro aún tu­vi­mos que cons­truir mu­cho pa­ra que fue­ran los del jue­go. Es­tu­vi­mos no so­lo tra­ba­jan­do con el tras­fon­do, sino con las re­glas du­ran­te ca­si tres años en ab­so­lu­to se­cre­to», aña­de Abal. «Nos pre­gun­tan aho­ra có­mo pu­di­mos te­ner­lo ocul­to tan­to tiem­po. Pues por­que no éra­mos fa­mo­sos, así de sen­ci­llo».

Las pri­me­ras mi­nia­tu­ras de In­fi­nity se die­ron a co­no­cer en di­ciem­bre del 2005 y hoy en día el jue­go es­tá pre­sen­te en vein­ti­cin­co paí­ses, en su ma­yo­ría oc­ci­den­ta­les, ca­so de Es­ta­dos Uni­dos, Reino Uni­do, Fran­cia y Ale­ma­nia, pe­ro tam­bién Fi­li­pi­nas, Sin­ga­pur, Chi­na con­ti­nen­tal, Tai­wán, Aus­tra­lia, Nueva Ze­lan­da... Du­ran­te los si­guien­tes años, Cor­vus Be­lli man­tu­vo tres ga­mas de fi­gu­ras, si bien las dos ori­gi­na­les fue­ron des­apa­re­cien­do de su ca­tá­lo­go.

Me­ses atrás re­cu­pe­ra­ron la idea de pu­bli­car un có­mic am­bien­ta­do en In­fi­nity y que lle­va por tí­tu­lo Ou­tra­ge. «No tie­ne na­da que ver con esas ideas que no­so­tros plan­teá­ba­mos», in­di­ca Al­ber­to Abel. «Dis­fru­té del te­beo co­mo un lec­tor», aña­de, mien­tras re­sal­ta que es­tán en ple­na pro­mo­ción de lo que se­rá su se­gun­do jue­go, Aris­teia, y que ve­rá la luz el pró­xi­mo oto­ño. «Es un cam­bio de pa­ra­dig­ma a ni­vel de jue­go, por­que es un jue­go de ta­ble­ro, pe­ro com­par­ten uni­ver­so».

| RA­MÓN LEIRO

El de­sa­rro­llo del po­pu­lar jue­go, las crea­cio­nes y las re­glas, se pro­lon­gó du­ran­te más de tres años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.