INGAPAN: OFI­CIO Y GEN EM­PRE­SA­RIAL DE DOS GE­NE­RA­CIO­NES CHOU­SA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Dolores Cela

Los orí­ge­nes del gru­po lu­cen­se es­tán en un obra­dor en San Fiz, don­de Ma­nuel Chou­sa trans­mi­tió a dos ge­ne­ra­cio­nes ofi­cio y gen em­pre­sa­rial La com­pa­ñía fac­tu­ra 78,8 mi­llo­nes

Pa­ra Jo­sé Ma­nuel Chou­sa Váz­quez, pre­si­den­te de Ingapan, su her­mano Ru­bén, di­rec­tor ge­ne­ral y su her­ma­na Ma­ri­sa, la ma­yor de los tres her­ma­nos, la me­jor es­cue­la de ne­go­cios fue su pa­dre, Ma­nuel Chou­sa, re­cien­te­men­te fa­lle­ci­do. De él apren­die­ron un ofi­cio, el de pa­na­de­ros ; re­ci­bie­ron sus pri­me­ras no­cio­nes de co­mer­cia­li­za­ción y de már­ke­ting cuan­do lo acom­pa­ña­ban en un Land Ro­ver a re­par­tir el pan que ela­bo­ra­ban en el obra­dor de San Fiz. En él es don­de se si­túa el ori­gen de la com­pa­ñía que el pa­sa­do año fac­tu­ró 78,8 mi­llo­nes de eu­ros, en el que fue el me­jor ejer­ci­cio eco­nó­mi­co de su exis­ten­cia, y que es­te año afron­ta­rá las obras de un gran cen­tro lo­gís­ti­co, en Be­gon­te. Su pa­dre tam­bién les en­se­ñó a los her­ma­nos las pri­me­ras no­cio­nes de fi­nan­zas cuan­do iban con él a los ban­cos, y de de­re­cho mer­can­til. Los tres sa­ben que la pa­la­bra da­da tie­ne el mis­mo va­lor que cual­quier con­tra­to.

SIN TIEM­PO PA­RA CA­SAR­SE

Los co­mien­zos de Ma­nuel Chou­sa no fue­ron fá­ci­les. Era el dé­ci­mo de una fa­mi­lia de do­ce hi­jos y con 14 años de­ci­dió de­jar la ca­sa na­tal de O Cor­go pa­ra bus­car­se la vi­da y se­guir los mis­mos pa­sos que sus her­ma­nos. Con ellos apren­dió el ofi­cio de pa­na­de­ro, que ejer­ció tam­bién en la mi­li. Se ca­só a los 18 años con Luisa Váz­quez, una vís­pe­ra de fes­ti­vo pa­ra no per­der días de tra­ba­jo. Ga­na­ba un suel­do de 12 pe­se­tas, que com­ple­ta­ba ven­dien­do le­che y car­bón, que trans­por­ta­ba en una bi­ci­cle­ta. El día ca­re­cía de horas su­fi­cien­tes pa­ra ha­cer to­do lo que se traía en­tre ma­nos. Chou­sa no se po­día ima­gi­nar que lo que es­ta­ba crean­do en el año 1959, cuan­do se ins­ta­ló con su es­po­sa en la pa­na­de­ría de San Fiz, se­ría el ger­men de la em­pre­sa lí­der en pa­nes ga­lle­gos y cuar­ta en el sec­tor de ma­sas con­ge­la­das de Es­pa­ña, una lí­nea de tra­ba­jo que ini­cia­ron sus hi­jos, quie­nes al prin­ci­pio de sus res­pec­ti­vas tra­yec­to­rias pro­fe­sio­na­les ini­cia­ron ca­mi­nos di­fe­ren­tes. Jo­sé Ma­nuel Chou­sa, jun­to a Ro­ber­to Ló­pez Gar­cía, su ami­go, que se convertiría en su so­cio y ac­tual­men­te con­se­je­ro de Ingapan, em­pe­za­ron en un vie­jo despacho de la ca­lle Ti­ne­ría y Ru­bén Chou­sa en otro en la ave­ni­da de A Coruña.

De la co­la­bo­ra­ción en­tre los her­ma­nos na­ció Don León, la pri­me­ra bou­ti­que del pan de Lu­go, en 1987. Y, en 1993, des­pués de in­for­mar­se de que es­ta­ba ha­cien­do el sec­tor fue­ra de Lu­go y de Ga­li­cia, en fe­rias pro­fe­sio­na­les, que mar­ca­ron la pos­te­rior trayectoria de la em­pre­sa, ad­qui­rie­ron en el po­lí­gono de O Ceao un te­rreno de 620 me­tros cua­dra­dos, don­de na­ció Ingapan.

An­tes de dar el sal­to, en el horno de Chou­sa, en San Fiz, lle­va­ron a ca­bo prue­bas pi­lo­to con los co­no­ci­mien­tos ad­qui­ri­dos en esas fe­rias, pa­ra in­tro­du­cir­se en el cam­po de las ma­sas con­ge­la­das que per­mi­tía a la em­pre­sa una ven­ta no pe­re­ce­de­ra que le abri­ría mer­ca­dos.

Po­co a po­co fue­ron cre­cien­do, con am­plia­cio­nes y com­pras de otros obra­do­res. Ac­tual­men­te, el gru­po lu­cen­se cuen­ta con nue­ve plan­tas de pro­duc­ción y con sie­te de­le­ga­cio­nes en Es­pa­ña y una en Mia­mi, que cum­ple aho­ra dos años, des­de la que ven­den en el sur de Flo­ri­da, en Or­lan­do y en Mia­mi y que pre­ten­de con­ver­tir en pla­ta­for­ma pa­ra Es­ta­dos Uni­dos. Uno de sus re­tos es cam­biar los há­bi­tos de con­su­mo de los ame­ri­ca­nos del pan de mol­de al for­ma­to eu­ro­peo, el pan crunch.

Si Ma­nuel Chou­sa lo te­nía cla­ro y en su obra­dor, apar­te de pan, ela­bo­ra­ba dul­ces, una lí­nea de la que era res­pon­sa­ble su mu­jer Luisa Váz­quez —te­nía cien ga­lli­nas pa­ra ga­ran­ti­zar el abas­te­ci­mien­to de hue­vos— y em­pa­na­das, sus hi­jos y aho­ra sus nie­tos que ya es­tán in­cor­po­ra­dos a la com­pa­ñía, no des­apro­ve­cha­ron es­ta ex­pe­rien­cia. Aho­ra con I+D+i hi­cie­ron un cam­po de ba­ta­lla pa­ra po­der com­pe­tir en el mer­ca­do y sa­car nue­vos pro­duc­tos. La in­ves­ti­ga­ción y el desa­rro­llo es la ba­se de cre­ci­mien­to de sus mar­cas Chou­sa, Ken­tes y Koa­ma, con 250 re­fe­ren­cias di­fe­ren­tes.

Ima­gen fa­mi­liar de llos Chou­sa en las ins­ta­la­cio­nes de la pa­na­de­ría

La in­no­va­ción for­ma par­te de las ac­tua­les ins­ta­la­cio­nes en el pro­ce­so pro­duc­ti­vo en mar­cha

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.