Cien años pa­ra pa­gar deu­da

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Héc­tor Es­te­pa

El Eje­cu­ti­vo de Mau­ri­cio Ma­cri emi­te bo­nos por va­lor de 2.750 mi­llo­nes de dó­la­res con ven­ci­mien­to a un si­glo El gas­to pú­bli­co au­men­tó un 19 % y el dé­fi­cit se si­túa en un 17 %

Las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas de Mau­ri­cio Ma­cri han si­do fuen­te de po­lé­mi­ca en Argentina des­de su lle­ga­da a la Ca­sa Ro­sa­da, a fi­na­les del 2015. La ten­sión acu­mu­la­da es­ta­lló ha­ce dos se­ma­nas, cuan­do el Go­bierno co­lo­có un inusual bono de 2.750 mi­llo­nes de dó­la­res con un ven­ci­mien­to a 100 años, el pri­me­ro en la his­to­ria del país, a un in­te­rés del 7,92 %.

La emi­sión fue ca­li­fi­ca­da por los ex­per­tos co­mo una in­mo­ra­li­dad en un país que ha es­ta­do apar­ta­do de los mer­ca­dos du­ran­te 15 años a cuen­ta del im­pa­go de su deu­da y es con­si­de­ra­do por el Fi­nan­cial Ti­mes co­mo «uno de los in­cum­pli­do­res más no­to­rios del mun­do».

El mi­nis­tro de Eco­no­mía ar­gen­tino, Luis Capu­to, es el prin­ci­pal cen­tro de las crí­ti­cas. Su pa­pel en la emi­sión del bono a 100 años se­rá in­ves­ti­ga­do por la Jus­ti­cia del país. El fis­cal fe­de­ral Juan Pe­dro Zo­ni, pró­xi­mo al kirch­ne­ris­mo, im­pu­tó al lí­der de las fi­nan­zas del país por la emi­sión de una deu­da que im­pli­ca­ría «un per­jui­cio pa­ra las ar­cas del Es­ta­do».

Ar­gu­men­tó su de­ci­sión en una de­nun­cia pre­sen­ta­da con­tra Capu­to, pe­ro tam­bién con­tra el pre­si­den­te Ma­cri por par­te de dos dipu­tados del opo­si­tor Fren­te Pa­ra la Vic­to­ria. Adu­je­ron que el in­te­rés del bono es al­tí­si­mo pa­ra los es­tán­da­res glo­ba­les ac­tua­les y creen que se­rá to­tal­men­te rui­no­so pa­ra el país.

«Ma­cri du­pli­có la deu­da en dó­la­res», di­jo el ex mi­nis­tro de Eco­no­mía kirch­ne­ris­ta, Axel Ki­ci­llof. Argentina vol­vió co­lo­car es­te ti­po de va­lo­res a me­dia­dos del 2016. Des­de en­ton­ces, ha emi­ti­do deu­da por más de 30.000 mi­llo­nes de dó­la­res.

Con el pa­so de los días, sin em­bar­go, han apa­re­ci­do vo­ces fa­vo­ra­bles al mo­vi­mien­to de la Ca­sa Ro­sa­da. «No es la pri­me­ra ni la úl­ti­ma vez que se usa el en­deu­da­mien­to co­mo in­di­ca­dor de con­fian­za», ex­pli­ca a La Voz Os­car Ce­trán­go­lo, ana­lis­ta eco­nó­mi­co de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res.

Si el uso de es­te ti­po de ins­tru­men­tos fi­nan­cie­ros fue uti­li­za­do pa­ra eva­luar el in­te­rés de los mer­ca­dos en la deu­da argentina, la reac­ción de los in­ver­so­res fue sig­ni­fi­ca­ti­va. Atra­jo ór­de­nes por un va­lor de 9.750 mi­llo­nes de dó­la­res fren­te a los 2.750 mi­llo­nes fi­nal­men­te emi­ti­dos.

El ren­di­mien­to del tí­tu­lo (7,92 %) es al­to en el con­tex­to fi­nan­cie­ro si se tie­ne en cuen­ta que la ta­sa de in­te­rés no­mi­nal pro­me­dio de los bo­nos ar­gen­ti­nos a 10 años des­de 1993 ha si­do de un 12 %, se­gún el dia­rio La Na­ción. Due­le me­nos tam­bién si se tie­ne en cuen­ta que el in­te­rés pro­me­dio del en­deu­da­mien­to a 30 años del Te­so­ro de EE. UU. des­de 1977 ha si­do del 7 %.

Otro po­si­ble be­ne­fi­cio se­rá la can­ti­dad a pa­gar en el si­glo XXII, cuan­do ven­za el bono. Si la ta­sa de in­fla­ción anual pro­me­dio en EE. UU su­ma en los pró­xi­mos 100 años la me­dia de los 100 úl­ti­mos, un 3,27 %, Argentina de­be­ría pa­gar en el 2117 110 mi­llo­nes de dó­la­res, cal­cu­la la pren­sa argentina.

Tan­to Ma­cri co­mo Capu­to han to­ma­do la de­ci­sión de en­deu­dar al país pa­ra con­tra­rres­tar la in­fla­ción pro­pi­cia­da por la im­pre­sión de mo­ne­da del kir­ni­che­ris­mo des­ti­na­da a cu­brir el dé­fi­cit, que es el ver­da­de­ro pro­ble­ma del país.

«Argentina vie­ne de más de una dé­ca­da en la que, a pe­sar de ha­ber au­men­ta­do su re­cau­da­ción tri­bu­ta­ria en un 9 % del PIB, em­peo­ró su re­sul­ta­do fis­cal con­so­li­da­do en el 10 % del PIB. Eso sig­ni­fi­ca un in­cre­men­to del gas­to pú­bli­co cer­cano al 19% del PIB. El dé­fi­cit ron­da ac­tual­men­te el 17 % de la ri­que­za del país, que se ve­nía fi­nan­cian­do con emi­sión mo­ne­ta­ria, y la in­fla­ción anual ha­bía al­can­za­do el 40 %», se­ña­la Ce­trán­go­lo.

Las so­lu­cio­nes al dé­fi­cit pa­san por re­cor­tes o subidas de im­pues­tos. «La po­bla­ción no to­le­ra las res­tric­cio­nes pre­su­pues­ta­rias en el sec­tor pú­bli­co. Los ar­gen­ti­nos quie­ren pa­gar muy ba­jos im­pues­tos y re­ci­bir gran­des trans­fe­ren­cias mo­ne­ta­rias o en es­pe­cies des­de el Es­ta­do. Por eso, el dé­fi­cit fis­cal en Argentina es cró­ni­co», re­fle­xio­na Jor­ge Co­li­na, pre­si­den­te de la con­sul­to­ra Ide­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.