LOS ES­PA­ÑO­LES PRE­FIE­REN VINO Y CER­VE­ZA AN­TES QUE LE­CHE O TÉ

Un es­tu­dio so­bre el con­su­mo de be­bi­das ase­gu­ra que un 20 % de los es­pa­ño­les ha re­du­ci­do los lác­teos en los úl­ti­mos años, mien­tras que las con­su­mi­cio­nes al­cohó­li­cas si­guen al al­za

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Sa­ra Ca­bre­ro

El ca­fé si­gue sien­do una de las prin­ci­pa­les pre­fe­ren­cias pa­ra la mi­tad de la po­bla­ción

Los há­bi­tos de con­su­mo es­tán cam­bian­do a pa­sos agi­gan­ta­dos. Los es­pa­ño­les van po­co a po­co adap­tán­do­se a los tiem­pos y mo­di­fi­can­do al­gu­nas de las más asen­ta­das tra­di­cio­nes. La Or­ga­ni­za­ción de los Con­su­mi­do­res y Usua­rios (OCU) se ha pro­pues­to ha­cer un es­bo­zo de cuá­les son los há­bi­tos de con­su­mo de be­bi­das en­tre la po­bla­ción es­pa­ño­la. A tra­vés de una en­cues­ta, la aso­cia­ción ha mos­tra­do cuál es la fre­cuen­cia de con­su­mo de de­ter­mi­na­das be­bi­das en sus dis­tin­tas va­rian­tes du­ran­te los úl­ti­mos do­ce me­ses. Y los re­sul­ta­dos re­ve­lan al­gu­nas fa­ce­tas real­men­te in­tere­san­tes.

La le­che es sin du­da una de las gran­des dam­ni­fi­ca­das de las nue­vas pre­fe­ren­cias. Se­gún los da­tos de la OCU, un 20 % de los en­cues­ta­dos ha re­du­ci­do o eli­mi­na­do por com­ple­to es­te ali­men­to de su die­ta en los dos úl­ti­mos años. Y den­tro de es­te por­cen­ta­je, más de la mi­tad ase­gu­ra ha­ber pres­cin­di­do de es­te sus­ten­to con el ob­je­ti­vo de pre­ve­nir hi­po­té­ti­cos pro­ble­mas de sa­lud.

La le­che en­te­ra es la que sa­le peor pa­ra­da. Con un 63 % de en­cues­ta­dos que ase­gu­ra no con­su­mir­la ja­más y un es­cue­to 5 % que sos­tie­ne to­mar más de un va­so al día, es­ta va­rie­dad tie­ne mu­chos me­nos adep­tos que la se­mi o la des­na­ta­da. Ade­más, lla­ma po­de­ro­sa­men­te la aten­ción que los de más edad y las mu­je­res son los dos seg­men­tos de po­bla­ción que me­nos apues­tan por la le­che en­te­ra. Al otro la­do de la ba­lan­za se si­túan la se­mi o la des­na­ta­da. Un 20 % de la po­bla­ción la to­ma más de una vez al día, un 28 % una vez al día, un 20 % al me­nos una vez a la se­ma­na, un 7 % me­nos de una vez a la se­ma­na y un 25 % nun­ca.

Mien­tras la le­che va sien­do re­le­ga­da de nues­tras die­tas, el ca­fé os­ten­ta una po­si­ción pri­vi­le­gia­da. Es­pa­ña es, sin du­da, un país muy ca­fe­te­ro. Ca­si la mi­tad de la po­bla­ción lo con­su­me dia­ria­men­te, y ca­si la cuar­ta par­te (24 %) lo ha­ce en más de una oca­sión a lo lar­go de la jor­na­da. El té y las in­fu­sio­nes ga­nan al­go de fue­lle, pe­ro to­da­vía sin con­se­guir las cuo­tas del ca­fé. Ca­si seis de cada diez con­su­mi­do­res no to­ma nun­ca té.

Los re­fres­cos tam­po­co cuen­tan con la acep­ta­ción ge­ne­ra­li­za­da de los con­su­mi­do­res. Aun­que en es­te ca­so, la edad jue­ga un pa­pel im­por­tan­te. Los es­pa­ño­les que se si­túan en­tre los 18 y los 34 años son los más afi­cio­na­dos a es­te ti­po de be­bi­das, mien­tras que los ma­yo­res de 55 años prác­ti­ca­men­te no las con­su­men (tres de cada cua­tro no los to­man nun­ca). Sin em­bar­go, son muy po­cos los que los in­gie­ren más de una vez al día (un 1 % en el ca­so de los light y un 2 % en el de los azu­ca­ra­dos). Ade­más, las mu­je­res sue­len apos­tar más por los ba­jos en ca­lo­rías y los sin azú­car y tien­den a be­ber mu­chos me­nos re­fres­cos azu­ca­ra­dos que los hom­bres.

Los jó­ve­nes son tam­bién los que más in­clu­yen en su die­ta los zu­mos en­va­sa­dos, fren­te a los ma­yo­res de 55 años, de los que el 75 % ni los prue­ban. De to­das for­mas, es­tas be­bi­das no son muy ha­bi­tua­les en las des­pen­sas es­pa­ño­las: el 56 % ase­gu­ran no con­su­mir­los nun­ca y so­lo un 2 % los to­man más de una vez al día.

Den­tro de las be­bi­das al­cohó­li­cas, el vino y la cer­ve­za si­guen sien­do los pro­ta­go­nis­tas. Y con mu­cha di­fe­ren­cia. Una gran ma­yo­ría de los en­cues­ta­dos los han con­su­mi­do en los úl­ti­mos do­ce me­ses, y gran par­te de los que to­man vino lo ha­cen a dia­rio (un 13 %). Den­tro de las op­cio­nes de cer­ve­za que hay en el mer­ca­do, la ar­te­sa­nal y la sin al­cohol son de con­su­mo mu­cho más mi­no­ri­ta­rio, pe­ro con el pa­so del tiem­po es­tán co­men­zan­do a co­mer al­go de mer­ca­do a la in­dus­trial y ga­nán­do­se un im­por­tan­te hue­co en las ne­ve­ras de los es­pa­ño­les.

La edad tam­bién mar­ca las pre­fe­ren­cias en lo que a al­cohol se re­fie­re. La cer­ve­za gus­ta más a la gen­te más jo­ven, mien­tras que el vino y las be­bi­das de al­ta gra­dua­ción son más po­pu­la­res en­tre los más ma­yo­res. Es­tas úl­ti­mas sue­len ser de con­su­mo es­po­rá­di­co, aun­que hay un 8 % que las to­ma al me­nos una vez a la se­ma­na y un 1 % a dia­rio.

¿DEL GRI­FO O EMBOTELLADA?

El con­su­mo de agua tam­bién tie­ne sus pe­cu­lia­ri­da­des. El gas­to de es­te lí­qui­do em­bo­te­lla­do o del fri­go está muy a la par y sue­le con­su­mir­se más agua embotellada en aque­llas zo­nas geo­grá­fi­cas con el agua del gri­fo muy tra­ta­da y con un sa­bor muy fuer­te. Sin em­bar­go, son mu­chos los que des­car­tan la que sa­le de las ca­ñe­rías: un ter­cio de los en­cues­ta­dos nun­ca be­be agua del gri­fo.

ILUSTRACIÓN MA­BEL RO­DRÍ­GUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.