«Los tu­ris­tas no so­lo bus­can vi­si­tar, quie­ren ex­pe­rien­cias»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - L. Mí­guez

Co­no­cer el tra­ba­jo de un per­ce­bei­ro en A Guar­da, vi­si­tar la fá­bri­ca de ga­seo­sas La Pi­tu­sa, apren­der de pri­me­ra mano la fa­bri­ca­ción de las con­ser­vas o char­lar con un ar­te­sano son al­gu­nas de las propuestas que es­ta fir­ma ofre­ce al nue­vo modelo de tu­ris­ta: el que bus­ca la ca­li­dad y el la­do más hu­mano de sus vi­si­tas. El que quie­re sen­tir­se co­mo uno más en el lu­gar al que via­ja «Es to­do un lo­gro ser ca­paz de vi­vir de mi pro­pia ini­cia­ti­va em­pren­de­do­ra»

Co­no­cer una ciu­dad a tra­vés de sus em­pre­sas, sus ar­te­sa­nos y su gen­te. Un tu­ris­mo di­fe­ren­te con nom­bres, ape­lli­dos y ros­tro. Ese es el ob­je­ti­vo de la con­sul­to­ra Pon­le ca­ra al tu­ris­mo, una ini­cia­ti­va de San­dra Tou­za (Vi­go, 1979). Su ex­pe­rien­cia co­mo for­ma­do­ra y guía ofi­cial du­ran­te los más de quin­ce años en el sec­tor son el mo­tor de es­ta pro­pues­ta.

—¿Cuán­to tiem­po lle­va en el sec­tor?

—En Tu­ris­mo em­pe­cé ha­ce más de 15 años aun­que arran­ca­mos la con­sul­to­ra Pon­le ca­ra al tu­ris­mo ha­ce sie­te. Ha­ce­mos un po­co de to­do, des­de crear pla­nes de di­na­mi­za­ción te­rri­to­rial, for­ma­ción pa­ra téc­ni­cos de los ayun­ta­mien­tos, ru­tas tu­rís­ti­cas pa­ra guías lo­ca­les... de to­do un po­co.

—¿Có­mo sur­gió es­ta ini­cia­ti­va?

—Tra­ba­ja­ba des­de ha­cía tiem­po con las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas, con los con­ce­llos, man­co­mu­ni­da­des, ha­cien­do pro­yec­tos pa­ra ellos... pe­ro es­ta­ba can­sa­da de ir de un la­do pa­ra otro. Me que­dé en pa­ro, em­pe­cé a ti­rar de con­tac­tos y co­mo ha­bía tra­ba­ja­do mu­cho con Ga­li­cia me pu­se en mar­cha con es­ta idea. Que­ría traer gen­te de Ho­lan­da y Ale­ma­nia has­ta es­ta tie­rra. Mi ma­dre es ho­lan­de­sa y co­noz­co el país. Me ape­te­cía en­se­ñar­les es­to de for­ma di­fe­ren­te, por ejem­plo, lle­var­los has­ta al­guien que pre­pa­ra­ra una em­pa­na­da de zam­bu­ri­ñas, un ar­te­sano que les ex­pli­ca­ra su crea­ción... po­ner­le ca­ra al tu­ris­mo, a la gen­te que tra­ba­ja en la zo­na.

—¿Có­mo ha si­do la res­pues­ta a es­te nue­vo modelo de tu­ris­mo?

—Lle­va­mos sie­te años. Los tu­ris­tas no so­lo bus­can vi­si­tar, quie­ren ex­pe­rien­cias, quie­ren acer­car­se al per­ce­bei­ro, co­no­cer una con­ser­ve­ra des­de den­tro... ha­cer un tu­ris­mo más hu­mano y no el de sol y pla­ya. Es un modelo pa­ra gru­pos re­du­ci­dos de 15 o 20 per­so­nas que va­lo­ran un tu­ris­mo más se­lec­ti­vo y res­pon­sa­ble.

—¿Cuál es el per­fil del tu­ris­ta que os de­man­da?

—Es un tu­ris­mo ad­qui­si­ti­vo me­dio al­to, gen­te muy cu­rio­sa e in­quie­ta que quie­re sa­ber los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos y no so­lo ir a una ofi­ci­na de tu­ris­mo, que quie­re ir más allá. La ma­yo­ría son de Ho­lan­da y Ale­ma­nia; y den­tro de Es­pa­ña, de Ma­drid y Ca­ta­lu­ña. Des­pués hay tam­bién vi­si­tan­tes de den­tro de Ga­li­cia. La me­dia de edad es de 40 o 45 años.

—¿Có­mo son las propuestas de más éxi­to?

—Te­ne­mos una ru­ta con­ser­ve­ra de Ca­ri­ño has­ta A Pro­ba de Ca­ra­mi­ñal con la que lle­va­mos cin­co años que ha te­ni­do muy bue­na aco­gi­da. Tam­bién el iti­ne­ra­rio ali­men­ta­rio en la que va­mos a pa­na­de­rías, vi­si­ta­mos ar­te­sa­nos de San­ta Com­ba o in­clu­so una que­se­ría. Está cer­ca del Ca­mino de San­tia­go, a 30 mi­nu­tos, y es una for­ma de que los pe­re­gri­nos pue­dan ha­cer al­go más, di­fe­ren­te. In­clu­ye una vi­si­ta a la fá­bri­ca de ga­seo­sa La Pi­tu­sa. Es un acer­ca­mien­to a la eco­no­mía lo­cal que gus­ta mu­cho. Otra de nues­tras ru­tas es en Vi­go, con vi­si­ta a la lon­ja, el puer­to, una jor­na­da de ma­ris­queo, un pa­seo por el Cas­co Ve­llo y ex­pli­ca­cio­nes so­bre las os­tras. En A Guar­da, va­mos de pa­seo con un per­ce­bei­ro y acu­di­mos a la ca­sa ta­ller de unos ar­te­sa­nos. A ellas se une una ru­ta se­far­dí por Ri­ba­da­via en la que se vi­si­ta el ba­rrio ju­dío, el mu­seo y la ca­sa de los her­ma­nos Tou­za, que ayu­da­ron a más de 500 ju­díos a es­ca­par jun­to a la tien­da de ros­qui­llas que tenían. El ni­vel de au­to­exi­gen­cia de las mu­je­res es un re­to con el que es­ta em­pre­sa­ria in­ten­ta ba­ta­llar cada día. «Nos pe­di­mos ser las me­jo­res en to­do y es muy com­pli­ca­do, sien­do em­pren­de­do­ra tie­nes que ser de eco­no­mis­ta a co­mer­cial».

—¿Con cuán­ta gen­te tra­ba­ja?

—Somos cua­tro per­so­nas que me acom­pa­ñan, al­gu­nas ha­cen es­te mis­mo tra­ba­jo en otros pun­tos co­mo Sui­za, In­gla­te­rra y Ho­lan­da. Ade­más, te­ne­mos una pla­ta­for­ma de co­ne­xión pa­ra es­tar uni­dos a tra­vés de los pe­que­ños pro­duc­to­res, pa­ra que pue­dan pro­mo­cio­nar­se. Se lla­ma I a´ m lo­cal y la crea­mos den­tro del plan de la con­sul­to­ra. Re­ci­bió el pre­mio Sixto se­co por la ini­cia­ti­va y fui­mos des­ta­ca­dos en el pre­mio de em­pren­de­do­res de la Ciu­dad de A Cul­tu­ra, es­tu­vi­mos tam­bién en Vía Vi­go en la ace­le­ra­do­ra de em­pre­sas.

—¿Có­mo fun­cio­na?

—Las em­pre­sa man­da la pro­pues­ta con sus fo­tos, su ca­pa­ci­dad pa­ra aco­ger vi­si­tan­tes, los pre­cios y las ex­pli­ca­cio­nes, no­so­tros le da­mos for­ma y la subimos, pa­ra que el tu­ris­ta pue­da re­ser­var. A la em­pre­sa no le cues­ta, es el tu­ris­ta el que pa­ga el ser­vi­cio.

– El plan es ha­cer tam­bién ver­sión mó­vil.

—He­mos apos­ta­do mu­cho en la pla­ta­for­ma y aho­ra mis­mo bus­ca­mos in­ver­sor, es­pe­ra­mos cap­tar ca­pi­tal pa­ra crear la apli­ca­ción, pe­ro de mo­men­to se­gui­mos tra­ba­jan­do. Que­re­mos te­ner una ver­sión en inglés de la pla­ta­for­ma y en bre­ve es­ta­rá.

—¿Qué pro­yec­tos hay?

—Te­ne­mos va­rios pro­yec­tos con ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas y ade­más es­ta­mos ba­ra­jan­do lle­var es­te modelo de tu­ris­mo a Canarias.

—¿Cuán­tos usua­rios te­néis?

—En ru­tas, el año pa­sa­do mo­vi­mos unas 700 o 800 per­so­nas. Ade­más hi­ci­mos dos o tres pro­yec­tos y al año ha­re­mos unas cin­co ini­cia­ti­vas de for­ma­ción. La idea es po­der vi­vir de es­to to­dos los me­ses del año no so­lo de las ru­tas en ve­rano, y está con­se­gui­do. De mo­men­to, no pue­do con­tar con plan­ti­lla, pe­ro la idea de fu­tu­ro es te­ner un equi­po y for­mar una gran em­pre­sa. Aun­que ya es to­do un lo­gro ser ca­paz de vi­vir de mi pro­pia ini­cia­ti­va em­pren­deo­ra. Mu­cha gen­te aban­do­na, ne­ce­si­tas un apo­yo tre­men­do de tu fa­mi­lia, mu­cha per­se­ve­ran­cia y tra­tar de di­fe­ren­ciar­te.

| XOAN CARLOS GIL

San­dra Tou­za es una enamorada de Ga­li­cia y de Ho­lan­da, país na­tal de su ma­dre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.