El que­so gallego que no ne­ce­si­ta pan

Los Ló­pez Ran­ca­ño se in­tro­du­je­ron en el ne­go­cio lác­teo con una ru­ta de re­co­gi­da Aho­ra pro­du­cen 80.000 ki­los de que­so al mes y cuen­tan con 4.000 pun­tos de ven­ta en Ga­li­cia

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Do­lo­res Cela

Jo­sé Lo­pez Ran­ca­ño di­se­ñó el slo­gan «Con pan ou sen pan co­ma quei­xos Lo­ran», po­co des­pués de po­ner en mar­cha, jun­to a su es­po­sa Ma­ría Ran­ca­ño Fer­nán­dez, Que­sos Lo­rán, en Gon­tán, Aba­dín. Era el año 1973 y em­pe­za­ron a fa­bri­car las pie­zas que ven­dían en la zo­na de A Ma­ri­ña, con 200 li­tros de le­che. En esas cua­tro dé­ca­das la fá­bri­ca dio un vuel­co. Am­plió sus re­fe­ren­cias has­ta las ac­tua­les 23, ela­bo­ra en­tre 75.000 y 80.000 ki­los de que­so al mes, se­gún la oscilante de­man­da es­ta­cio­nal, cam­bió de ubi­ca­ción a una plan­ta más mo­der­na, que es­tá pen­dien­te de inversiones en es­te año y ac­tual­men­te da em­pleo a 40 per­so­nas. Lo que no cam­bió en ese tiem­po fue el es­lo­gan, que de­fi­nió a la em­pre­sa que ac­tual­men­te di­ri­ge Rubén Ló­pez Ran­ca­ño, uno de los hi­jos de los fun­da­do­res. Ha­ce unos años in­ten­ta­ron re­no­var­lo, pe­ro se die­ron cuen­ta de que no te­nía sen­ti­do arrin­co­nar un sin­gu­lar ele­men­to de már­ke­ting, por el que los clien­tes iden­ti­fi­ca­ban per­fec­ta­men­te a la em­pre­sa de Aba­dín, que cuen­ta ac­tual­men­te con 4.000 pun­tos de ven­ta en Ga­li­cia y que dis­tri­bu­ye la ma­yo­ría de sus re­fe­ren­cias en la red na­cio­nal de su­per­mer­ca­dos de El Cor­te In­glés.

Aun­que los orí­ge­nes de la fa­mi­lia se si­túan en A Pon­te­no­va, los del ne­go­cio es­tán vin­cu­la­dos a Aba­dín, don­de Ma­ría Ran­ca­ño y Jo­sé Ló­pez em­pe­za­ron a ela­bo­rar que­sos en una pe­que­ña fá­bri­ca con par­te de la le­che que re­co­gían en el oc­ci­den­te as­tu­riano. La pri­me­ra vin­cu­la­ción de la fa­mi­lia, que nun­ca tu­vo ex­plo­ta­ción de ga­na­do, con el mun­do lác­teo fue una pe­que­ña ru­ta de re­co­gi­da de le­che en la zo­na de Abres pa­ra Man­te­qui­lla Arias. Es­ta em­pre­sa per­mi­tió a los Ló­pez-Ran­ca­ño que­dar­se con la par­te de la ma­te­ria pri­ma que ne­ce­si­ta­ban pa­ra sus pri­me­ros que­sos, una pro­duc­ción mo­des­ta de 20 ki­los al mes. En esos años to­da­vía se re­co­gían la le­che en bi­do­nes me­tá­li­cos de 40 li­tros, sin re­fri­ge­rar. La re­ti­ra­da era dia­ria por­que de lo con­tra­rio la le­che po­día es­tro­pear­se.

Rubén Ló­pez , que se in­cor­po­ró a la em­pre­sa fa­mi­liar con 18 años y que pa­só por to­das las sec­cio­nes des­de en­ton­ces, —hu­bo al­gu­nos años en que re­co­rrió 100.000 ki­ló­me­tros co­mo un ven­de­dor más— re­cuer­da que aque­llos tiem­pos eran com­pli­ca­dos pa­ra po­der sa­car al mer­ca­do una pro­duc­ción ho­mo­gé­nea, co­mo la ac­tual, por la fal­ta de es­ta­bi­li­dad en una ma­te­ria pri­ma que se veía afec­ta­da por la cli­ma­to­lo­gía y en la que eran des­co­no­ci­dos los ac­tua­les es­tric­tos con­tro­les de ca­li­dad.

Des­de el prin­ci­pio, Lác­teos Lo­ran apos­tó por una red de dis­tri­bu­ción pro­pia y re­la­ción di­rec­ta con las tien­das, a las que ser­vían la mer­can­cía, sin pa­sar por nin­gún al­ma­ce­nis­ta. Es­te sis­te­ma, que man­tie­nen, con 12 fur­go­nes fri­go­rí­fi­cos de re­par­to, que vi­si­tan 4.000 pun­tos de ven­ta en Ga­li­cia, As­tu­rias y León, les per­mi­tió ac­ce­der a un am­plí­si­mo pa­nel de ca­ta, sus pro­pios clien­tes, que eran los que apor­ta­ban va­lio­sa in­for­ma­ción a la em­pre­sa pa­ra tra­tar de me­jo­rar sus que­sos y adap­tar­los a la de­man­da.

Pe­se a que la com­pa­ñía no dis­po­ne de un de­par­ta­men­to de már­ke­ting es­pe­cí­fi­co, al­gu­nas de las ideas que lan­za­ron al mer­ca­do en su mo­men­to fue­ron tan exi­to­sas que las man­tie­nen. Una de ellas fue el que­so cre­mo­so co­no­ci­do co­mo «da ber­za» en ca­zue­la de ba­rro. De­ci­die­ron ser­vir­lo así pa­ra que no se des­bor­da­ra, con la idea de cam­biar el re­ci­pien­te con el pa­so del tiem­po. No fue po­si­ble por la ele­va­da de­man­da y se­gún re­cuer­da Ló­pez, tu­vie­ron que bus­car un pro­vee­dor fue­ra de Ga­li­cia que su­mi­nis­tra­ra las ca­zue­las pa­ra la dis­tri­bu­ción de 40.000 ki­los de que­so que ela­bo­ran ca­da mes. Aho­ra las ad­quie­ren en La Rio­ja.

Al­go si­mi­lar ocu­rrió, se­gún re­cuer­da Ló­pez, con el re­que­són, otro de sus pro­duc­tos es­tre­lla, en el que fue­ron pio­ne­ros en el mer­ca­do. Cuan­do em­pe­za­ron a ven­der­lo en re­ci­pien­tes de ce­rá­mi­ca cre­ye­ron que era tem­po­ral. No fue así.

1980

Es­ta ima­gen es de la am­plia­ción de la an­ti­gua fá­bri­ca, que em­pe­zó a fun­cio­nar en 1973

| AL­BER­TO LÓ­PEZ

2017

Lo­ran se tras­la­dó a las ac­tua­les ins­ta­la­cio­nes en el año 1996

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.