PO­DER DES­DE EL EX­TRAN­JE­RO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - CA­RUN­CHO, TO­MÉ & JUDEL. Abo­ga­dos y ase­so­res fis­ca­les. Miem­bro de HISPAJURIS. www.ca­run­cho-to­me-judel.es

En res­pues­ta a su con­sul­ta, una de las op­cio­nes más prác­ti­cas es otor­gar ese po­der en la sec­ción con­su­lar de la em­ba­ja­da de Es­pa­ña en Ca­na­dá, que se en­cuen­tra en Ot­ta­wa. La ley per­mi­te que los cón­su­les es­pa­ño­les en el ex­tran­je­ro pue­dan rea­li­zar fun­cio­nes no­ta­ria­les. Con­cre­ta­men­te, el or­de­na­mien­to vi­gen­te en­co­mien­da el ejer­ci­cio de esas fun­cio­nes a las ofi­ci­nas con­su­la­res de ca­rre­ra y a las sec­cio­nes con­su­la­res de las em­ba­ja­das de Es­pa­ña en el ex­tran­je­ro.

En aque­llas con sec­ción con­su­lar, las fun­cio­nes no­ta­ria­les son ejer­ci­das, en prin­ci­pio, por el en­car­ga­do de Asun­tos Con­su­la­res y, en au­sen­cia de es­te, po­drán ser ejer­ci­das por aquel fun­cio­na­rio di­plo­má­ti­co en quien ha­ya de­le­ga­do el je­fe de la mi­sión. En los con­su­la­dos de ca­rre­ra, el ejer­ci­cio de

Es­toy re­si­dien­do en Ca­na­dá, con do­ble na­cio­na­li­dad es­pa­ño­la y ca­na­dien­se, y me veo en la ne­ce­si­dad de otor­gar un po­der a fa­vor de mi her­ma­na pa­ra rea­li­zar cier­tos trá­mi­tes en re­la­ción con la empresa fa­mi­liar ubi­ca­da en Es­pa­ña, ¿Có­mo pue­do otor­gar un po­der en Ca­na­dá que sir­va pa­ra la rea­li­za­ción de es­tos trá­mi­tes en Es­pa­ña?

las fun­cio­nes no­ta­ria­les le co­rres­pon­de al je­fe de ofi­ci­na, pu­dien­do ser de­le­ga­das en el cón­sul ad­jun­to o cón­sul.

An­tes de pla­ni­fi­car el des­pla­za­mien­to al con­su­la­do más cer­cano en un país con una ex­ten­sión te­rri­to­rial muy gran­de, co­mo es el ca­so de Ca­na­dá, es con­ve­nien­te ase­gu­rar­se de que la en­ti­dad a la que pro­yec­ta des­pla­zar­se es­tá ca­pa­ci­ta­da pa­ra rea­li­zar fun­cio­nes no­ta­ria­les, pues­to que de­be te­ner­se pre­sen­te que los con­su­la­dos ho­no­ra­rios no pue­den lle­var a ca­bo es­tas fun­cio­nes no­ta­ria­les.

Uno de los ins­tru­men­tos no­ta­ria­les más de­man­da­dos por los ciu­da­da­nos es­pa­ño­les en los con­su­la­dos en el ex­tran­je­ro es pre­ci­sa­men­te el otor­ga­mien­to de po­de­res no­ta­ria­les, el cual pue­de rea­li­zar­se siem­pre que la ac­tua­ción vá­li­da en De­re­cho pa­ra la que se apo­de­ra deba rea­li­zar­se en Es­pa­ña. Es el ca­so, por ejem­plo, de los po­de­res pa­ra plei­tos, que tam­bién pue­den otor­gar­se en los con­su­la­dos.

El otor­ga­mien­to de po­de­res en los con­su­la­dos es­pa­ño­les no es­tá li­mi­ta­do a los ciu­da­da­nos es­pa­ño­les, sino que tam­bién pue­den ha­cer uso de es­ta fa­cul­tad los ex­tran­je­ros, siem­pre que la ac­tua­ción a lle­var a ca­bo por el apo­de­ra­do deba sur­tir sus efec­tos en Es­pa­ña.

Ob­via­men­te, los po­de­res otor­ga­dos lo son en len­gua es­pa­ño­la y no pre­ci­san de nin­gún ac­to de apos­ti­lla o si­mi­lar pa­ra que sur­tan efec­tos en nues­tro país. Si, ade­más, el do­cu­men­to va a ser pre­sen­ta­do en jui­cio (co­mo su­ce­de con los po­de­res pa­ra plei­tos), pue­de ser usa­do de un día pa­ra otro si se en­vía es­ca­nea­do por co­rreo elec­tró­ni­co pues, hoy en día, en los plei­tos es­ta do­cu­men­ta­ción se pre­sen­ta tam­bién por vía te­le­má­ti­ca y no se pre­ci­san ori­gi­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.