«Me pa­ran por la ca­lle cha­va­les de 18 años que fue­ron alum­nos nues­tros»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

En sus es­cue­las han da­do los pri­me­ros pa­sos de­ce­nas de ge­ne­ra­cio­nes, ni­ños que hoy ya han cum­pli­do la ma­yo­ría de edad. «Se me acer­can chi­cos que fue­ron nues­tros alum­nos, me dan un be­so y me di­cen ‘¿te acuer­das de mí? Te veo to­dos los días en la or­la que ten­go en mi ha­bi­ta­ción’. Lo que más me im­por­ta es que nos re­cuer­den con ca­ri­ño».

Y en­tre los re­cuer­dos más gra­tos, la fun­da­do­ra y di­rec­to­ra de la red de guar­de­rías men­cio­na una his­to­ria: «Un día vino una ma­dre con su hi­jo, llo­ran­do. El mé­di­co le ha­bía di­cho que su hi­jo no iba a vol­ver a ca­mi­nar. Hoy lo veo yen­do al co­le so­lo y por su pro­pio pie. Esos son los lo­gros que me­re­cen la pe­na». No aho­rra pa­la­bras de agra­de­ci­mien­to para su equi­po: «Nues­tras pro­fe­so­ras son ca­ri­ño­sí­si­mas y con­ta­gian su fe­li­ci­dad a los ni­ños. Mi pri­me­ra em­plea­da si­gue tra­ba­jan­do con no­so­tros». La pa­ran en la ca­lle. A ca­da mo­men­to: «Mi ma­ri­do di­ce que no po­de­mos sa­lir por­que no hay ma­ne­ra de avan­zar», son­ríe. «El sá­ba­do nos en­con­tra­mos con otra fa­mi­lia. El ni­ño lle­va­ba pues­to el chán­dal de Os Pequerrechos. No se lo qui­ta ni en fin de se­ma­na».

Los lu­nes voy fe­liz al tra­ba­jo, por­que me apa­sio­na lo que ha­go. Ten­go esa gran suer­te. ¡Me en­can­tan los ni­ños!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.