TE­RE­SA CAR­BA­LLEI­RA, SE­CRE­TA­RIA DEL GRU­PO COM­POS­TE­LA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Su­sa­na Lua­ña

«Te­ne­mos be­cas de mo­vi­li­dad pa­ra re­for­zar los la­zos en­tre el Vie­jo y el Nue­vo Con­ti­nen­te»

Co­mo pro­fe­so­ra de De­re­cho Ad­mi­nis­tra­ti­vo re­co­rrió el mun­do con pro­yec­tos de coope­ra­ción so­cial y desa­rro­llo. Co­no­cer las ca­ren­cias del Ter­cer Mun­do le hi­zo apre­ciar más la to­le­ran­cia, li­ber­tad y di­ver­si­dad que re­pre­sen­ta el Gru­po Com­pos­te­la y las 70 uni­ver­si­da­des que en­glo­ba con el Ca­mino de San­tia­go co­mo eje. Por eso es su se­cre­ta­ria eje­cu­ti­va: «Es­toy don­de quie­ro es­tar», ase­gu­ra.

Su cu­rrícu­lo su­ma cin­cuen­ta pá­gi­nas lle­nas de via­jes co­mo pro­fe­so­ra vi­si­tan­te, or­ga­ni­za­do­ra de con­gre­sos, co­la­bo­ra­do­ra en ins­ti­tu­cio­nes in­ter­na­cio­na­les, di­rec­to­ra de más­te­res... Fue es­ta ex­pe­rien­cia su­ya la que fa­ci­li­tó que ha­ce dos años, el an­te­rior rec­tor de la Uni­ver­si­da­de de San­tia­go, Juan Via­ño, le pro­pu­sie­ra la se­cre­ta­ría eje­cu­ti­va del Gru­po Com­pos­te­la de Uni­ver­si­da­des. Te­re­sa Car­ba­llei­ra, pro­fe­so­ra de De­re­cho Ad­mi­nis­tra­ti­vo, se lo pen­só un po­co pe­ro fi­nal­men­te di­jo que sí. No se arre­pien­te: «Es­toy don­de quie­ro es­tar».

—¿Se­gui­rá con el nue­vo equi­po rec­to­ral?

—El ac­tual rec­tor, An­to­nio Ló­pez, aca­ba de dar­me el plá­cet. El gru­po tie­ne per­so­na­li­dad ju­rí­di­ca pro­pia, pe­ro hay un acuer­do con la USC por el que la se­cre­ta­ría eje­cu­ti­va la pro­po­ne el rec­tor.

—¿En qué consiste el Gru­po Com­pos­te­la de Uni­ver­si­da­des?

—Na­ció a raíz del quin­to cen­te­na­rio de la USC, cuan­do era rec­tor Da­río Vi­lla­nue­va. Uno de los ob­je­ti­vos era dar­le una pro­yec­ción in­ter­na­cio­nal a la efe­mé­ri­de, en con­jun­ción con el na­ci­mien­to del Xa­co­beo y la de­cla­ra­ción del Ca­mino de San­tia­go co­mo pri­mer iti­ne­ra­rio cul­tu­ral eu­ro­peo. En­ton­ces se per­ge­ñó una red de uni­ver­si­da­des en torno al Ca­mino, que sim­bo­li­za la cons­truc­ción de Eu­ro­pa y su acer­vo cul­tu­ral a lo lar­go de los si­glos.

—¿Por qué cree que la eli­gie­ron a us­ted pa­ra la se­cre­ta­ría?

—Cuan­do me lo pro­pu­sie­ron me ha­bla­ron de mi tra­yec­to­ria co­mo or­ga­ni­za­do­ra de ac­ti­vi­da­des aca­dé­mi­cas y mi ex­pe­rien­cia en la or­ga­ni­za­ción de cur­sos, más­te­res, con­gre­sos y re­la­cio­nes con ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas, ade­más de la ver­tien­te de in­ter­na­cio­na­li­za­ción. A lo lar­go de mi ca­rre­ra me mo­ví bas­tan­te, co­no­cí otras uni­ver­si­da­des y otras ma­ne­ras de ha­cer in­ves­ti­ga­ción y eso siem­pre fue un es­tí­mu­lo pa­ra mí.

—¿Quié­nes for­man el gru­po?

—En la ac­tua­li­dad lo pre­si­de Ma­rek Kre­glews­ki, rec­tor de la Uni­ver­si­dad de Poz­nan, en Po­lo­nia. La presidencia es ro­ta­to­ria pe­ro la se­cre­ta­ría par­te de la Uni­ver­si­da­de de San­tia­go co­mo fun­da­do­ra del gru­po, que cuen­ta en la ac­tua­li­dad con 63 uni­ver­si­da­des aso­cia­das de to­dos los con­ti­nen­tes, con la ex­cep­ción de Áfri­ca. Es­tá pre­vis­to que en­tren sie­te más.

—Los na­cio­na­lis­mos ex­tre­mos y la xe­no­fo­bia ame­na­zan esos va­lo­res bá­si­cos que de­fien­de el gru­po. ¿Cree que es ne­ce­sa­rio re­cu­pe­rar­los?

—Nos mi­ra­mos mu­cho el ombligo, hay una vi­sión re­con­cen­tra­da que nos im­pi­de en­ten­der va­lo­res co­mo la di­ver­si­dad o la in­ter­cul­tu­ra­li­dad de la que so­mos to­dos deu­do­res. So­mos fru­to de un cri­sol de ideas y cos­tum­bres, de mu­chas for­mas de en­ten­der y de ver el mun­do. Creo que lo que sub­ya­ce tras to­do es­to es la de­sigual­dad. El ma­yor nú­me­ro de in­mi­gran­tes que tie­ne Es­pa­ña son in­gle­ses, pe­ro no son los que nos mo­les­tan, nos mo­les­tan los afri­ca­nos por­que en su ma­yo­ría son po­bres. En el fon­do, lo que se cues­tio­na en el Es­ta­do de bie­nes­tar, y yo, por mis via­jes a paí­ses co­mo An­go­la, Gua­te­ma­la o Ma­la­sia, sé lo que no es el Es­ta­do de bie­nes­tar que aquí cri­ti­ca­mos. Aun­que to­do es me­jo­ra­ble, creo que te­ne­mos que re­cor­dar­les a los jó­ve­nes la im­por­tan­cia de esos va­lo­res; la to­le­ran­cia, la di­ver­si­dad y for­mar par­te de una ciu­da­da­nía edu­ca­da, que es la res­pon­sa­bi­li­dad que te­ne­mos los do­cen­tes. Su­pon­go que pa­ra de­fen­der to­do eso hay que ser un po­co idea­lis­ta, y yo lo soy, pe­ro creo que va­le la pe­na. Por eso me de­di­co al De­re­cho Ad­mi­nis­tra­ti­vo y a la coope­ra­ción pa­ra el desa­rro­llo. También en el na­cio­na­lis­mo hay un tras­fon­do eco­nó­mi­co, una gran do­sis de mie­do, cuan­do la reali­dad es que esos flu­jos de po­bla­ción fue­ron los que crea­ron Eu­ro­pa. Bueno, en Es­pa­ña hay otro na­cio­na­lis­mo con una raíz po­lí­ti­ca. El na­cio­na­lis­mo ex­tre­mo es un cán­cer so­cial. Pa­ra de­fen­der los va­lo­res que enar­bo­la el Gru­po Com­pos­te­la se han pues­to en mar­cha va­rias ac­ti­vi­da­des. La más co­no­ci­da es el Pre­mio Com­pos­te­la, que re­co­no­ce a las fi­gu­ras des­ta­ca­das por la defensa de esos va­lo­res que re­pre­sen­tan Eu­ro­pa y el Ca­mino de San­tia­go.

—El año pa­sa­do se pre­mió a Mar­ce­lino Ore­ja. ¿Quién re­ci­bi­rá el pre­mio es­te año?

—La in­ves­ti­ga­do­ra y aca­dé­mi­ca Ma­ría Pi­lar Alon­so, por su con­tri­bu­ción a la di­fu­sión de los va­lo­res del Ca­mino de San­tia­go co­mo con­fe­ren­cian­te y por sus in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre el pa­tri­mo­nio cul­tu­ral. Su can­di­da­tu­ra, pre­sen­ta­da por la Uni­ver­si­dad de Bur­gos, con­tó con el apo­yo de más de trein­ta ins­ti­tu­cio­nes y uni­ver­si­da­des.

—¿Qué ob­je­ti­vo per­si­guen las be­cas de mo­vi­li­dad que también ofre­ce el Gru­po Com­pos­te­la?

—Las hay pa­ra per­so­nal de ad­mi­nis­tra­ción y ser­vi­cios y pa­ra alum­nos. Te­ne­mos be­cas pa­ra re­for­zar los la­zos en­tre el Vie­jo y el Nue­vo Con­ti­nen­te, en­tre Eu­ro­pa y Amé­ri­ca.

—¿Han pues­to en mar­cha otras ini­cia­ti­vas es­te año?

—Or­ga­ni­za­mos una se­rie de con­gre­sos y se­mi­na­rios en torno al Ca­mino y la cul­tu­ra en co­la­bo­ra­ción con la Cá­te­dra del Ca­mino de la USC. La pri­me­ra co­la­bo­ra­ción fue el año pa­sa­do y re­sul­tó muy po­si­ti­va, así que es­te año ce­le­bra­re­mos otro con­gre­so, el 23 de oc­tu­bre, coin­ci­dien­do con el año del pa­tri­mo­nio cul­tu­ral eu­ro­peo e ins­ta­mos a los con­fe­ren­cian­tes y a los alum­nos a ha­cer un tra­mo del Ca­mino que ca­da uno ana­li­za­rá par­tien­do de su dis­ci­pli­na. También hi­ci­mos es­te año, y mi in­ten­ción es que ten­ga ca­rác­ter bi­a­nual, unos en­cuen­tros in­ter­na­cio­na­les uni­ver­si­ta­rios en torno al Ca­mino y un pro­gra­ma nue­vo de mo­vi­li­dad di­ri­gi­do a pro­fe­so­res, que era el perfil que nos fal­ta­ba.

—¿Le es­pe­ra lar­ga vi­da al Gru­po Com­pos­te­la?

—El año que vie­ne cum­pli­mos 25 años; el gru­po pa­só por dis­tin­tas fa­ses, los úl­ti­mos años fue­ron de es­ta­bi­li­za­ción y aho­ra to­ca la pro­yec­ción y la vi­sua­li­za­ción. Por eso tra­to de pro­yec­tar­lo des­de to­dos los me­dios; des­de el ins­ti­tu­cio­nal y aca­dé­mi­co y también des­de la co­mu­ni­ca­ción y la ima­gen, con una re­no­va­ción de la pá­gi­na web y la crea­ción de Com­pos­net, una red so­cial de ca­rác­ter pro­fe­sio­nal.

| XOÁN. A. SO­LER

Te­re­sa Car­ba­llei­ra ini­cia el cur­so con­ten­ta de re­en­con­trar­se con los alum­nos y car­ga­da de pro­yec­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.