Ti­ri­tas fis­ca­les pa­ra ta­po­nar la san­gría: de la ta­sa Goo­gle al im­pues­to a las transac­cio­nes

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA -

Un lim­bo le­gal. Así des­cri­ben los ex­per­tos es­ta si­tua­ción en la que las prin­ci­pa­les me­di­das re­co­gi­das en la úl­ti­ma re­for­ma del sis­te­ma de pen­sio­nes han que­da­do anu­la­das

de fac­to pe­ro sin que de mo­men­to se ha­ya apro­ba­do una nue­va nor­ma­ti­va que per­mi­ta dar por en­te­rra­do el IRP (el ín­di­ce de re­va­lo­ri­za­ción que con­de­na­ba a las pí­rri­cas subidas del 0,25 %) o el fac­tor de sos­te­ni­bi­li­dad, cu­ya en­tra­da en vi­gor, pre­vis­ta pa­ra el 2019, que­dó con­ge­la­da tras la apro­ba­ción de los úl­ti­mos Pre­su­pues­tos del PP.

Mien­tras el Pac­to de To­le­do per­fi­la los acuer­dos que re­mi­ti­rá al Go­bierno pa­ra que es­te le­gis­le so­bre el fu­tu­ro de las pen­sio­nes pú­bli­cas, el Eje­cu­ti­vo se ha cen­tra­do en bus­car vías de in­gre­sos al­ter­na­ti­vas pa­ra afron­tar el gas­to ex­tra que ha pro­vo­ca­do el in­cre­men­to de las pres­ta­cio­nes con el IPC es­te año y el pró­xi­mo. Y es que, co­mo de­nun­ció el se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Se­gu­ri­dad So­cial en su úl­ti­ma com­pa­re­cen­cia par­la­men­ta­ria, el in­cre­men­to del 1,6 % pac­ta­do por el PP, el PNV y Ciu­da­da­nos se re­fle­jó en las úl­ti­mas cuen­tas pú­bli­cas so­lo en el apar­ta­do del gas­to, sin acom­pa­ñar es­te de su co­rres­pon­dien­te con­tra­par­ti­da en el asien­to de in­gre­sos.

En el plan pre­su­pues­ta­rio pac­ta­do en­tre el PSOE y Uni­dos Po­de­mos y re­mi­ti­do ha­ce ape­nas quin­ce días a las au­to­ri­da­des co­mu­ni­ta­rias, el Go­bierno re­co­gía al­gu­na de las me­di­das tri­bu­ta­rias con las que pre­ten­de ha­cer fren­te al in­cre­men­to en la nó­mi­na de las pen­sio­nes. Un au­men­to que, se­gún sus ci­fras, ron­da­rá los 2.500 mi­llo­nes es­te año (una ci­fra en la que no se in­clu­ye la pa­ga anun­cia­da pa­ra cu­brir la des­via­ción en­tre la subida del 1,6 % y la ta­sa de in­fla­ción real que ha­ya al aca­bar el año). Pa­ra el pró­xi­mo ejer­ci­cio ha­brá que aña­dir otros 2.750 mi­llo­nes.

Por eso, el acuer­do re­co­ge tam­bién nue­vas me­di­das en el ca­pí­tu­lo de los in­gre­sos, con la crea­ción de nue­vas fi­gu­ras tri­bu­ta­rias, co­mo el im­pues­to so­bre de­ter­mi­na­dos ser­vi­cios di­gi­ta­les, la bau­ti­za­da co­mo ta­sa Goo­gle, que bus­ca gra­var los in­gre­sos ob­te­ni­dos en Es­pa­ña por gran­des em­pre­sas in­ter­na­cio­na­les cu­ya ac­ti­vi­dad es­ca­pa del ac­tual mar­co fis­cal. Un tri­bu­to cu­ya im­plan­ta­ción ya ha­bía anun­cia­do el an­te­rior Eje­cu­ti­vo, que tam­bién pre­veía des­ti­nar ín­te­gra­men­te su re­cau­da­ción al sos­te­ni­mien­to del sis­te­ma de pen­sio­nes. Si Mon­to­ro anun­cia­ba en ma­yo una pre­vi­sión de in­gre­sos de 600 mi­llo­nes de eu­ros so­lo en la se­gun­da mi­tad de es­te ejer­ci­cio, su su­ce­so­ra ha se­gui­do su cálcu­lo y ha pre­su­pues­ta­do una re­cau­da­ción de 1.200 mi­llo­nes en el ejer­ci­cio 2019.

A es­ta ci­fra hay que su­mar los 850 mi­llo­nes que, se­gún los cálcu­los en­via­dos a Bruselas, se in­gre­sa­rán por el nue­vo im­pues­to a las transac­cio­nes fi­nan­cie­ras, un tri­bu­to de nue­vo cu­ño que gra­va­rá con un 0,2 % las ope­ra­cio­nes de com­pra de ac­cio­nes de gran­des va­lo­res es­pa­ño­les eje­cu­ta­das por ope­ra­do­res del sec­tor fi­nan­cie­ro.

Lo que ha que­da­do en el ca­jón ha si­do la idea de im­po­ner nue­vos gra­vá­me­nes a los ban­cos, a los que el Go­bierno ha­bía pe­di­do en sus pri­me­ros me­ses una con­tri­bu­ción ex­tra pa­ra arri­mar el hom­bro al sos­te­ni­mien­to de las pen­sio­nes, co­mo com­pen­sa­ción por el es­fuer­zo rea­li­za­do por los con­tri­bu­yen­tes cuan­do hu­bo que res­ca­tar al sec­tor fi­nan­cie­ro en ple­na cri­sis. Las pre­sio­nes re­ci­bi­das hi­cie­ron que el Eje­cu­ti­vo die­se mar­cha atrás en sus pla­nes.

IN­GRE­SOS POR CO­TI­ZA­CIO­NES

En to­do ca­so, los ex­per­tos con­si­de­ran que esas nue­vas fi­gu­ras tri­bu­ta­rias son in­su­fi­cien­tes pa­ra ta­po­nar el dé­fi­cit es­truc­tu­ral del sis­te­ma de pen­sio­nes, que tam­po­co arre­gla­rían los in­cre­men­tos pre­vis­tos en el apar­ta­do de co­ti­za­cio­nes so­cia­les. En su plan pre­su­pues­ta­rio, el Eje­cu­ti­vo cal­cu­la­ba que la subida del sa­la­rio mí­ni­mo re­por­ta­rá 1.500 mi­llo­nes adi­cio­na­les al año a las ar­cas de la Se­gu­ri­dad So­cial. A eso ha­bría que aña­dir otros mil mi­llo­nes por la subida pre­vis­ta en la ba­se má­xi­ma de co­ti­za­ción, que se in­cre­men­ta­rá al me­nos un 10 %, tal co­mo avan­zó el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da a la Au­to­ri­dad Fis­cal In­de­pen­dien­te con pos­te­rio­ri­dad a la re­mi­sión del mar­co pa­ra las cuen­tas pú­bli­cas a las au­to­ri­da­des co­mu­ni­ta­rias.

De­ve­sa cree, en cual­quier ca­so, que es di­fí­cil que se cum­plan esas ci­fras, por­que «los in­gre­sos por co­ti­za­cio­nes so­bre PIB son cons­tan­tes, es­tán al­re­de­dor del 10 % del PIB ha­gas lo que ha­gas». Y po­ne el ejem­plo de la subida del sa­la­rio mí­ni­mo, ar­gu­men­tan­do que aun­que pue­de ha­ber un in­cre­men­to de in­gre­sos por aque­llos tra­ba­ja­do­res a los que sí be­ne­fi­cie la me­di­da, otros pue­den per­der el tra­ba­jo o ver re­du­ci­da su jor­na­da por el re­cha­zo de la em­pre­sa a asu­mir el so­bre­cos­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.