Có­mo pro­du­cir ener­gía a tra­vés de los re­si­duos

Icoda ges­tio­na el pro­ce­so de co­di­ges­tión an­ae­ro­bia pa­ra aba­ra­tar cos­tes, au­men­tar los desechos pro­ce­sa­dos y ge­ne­rar más bio­gás La start up po­ne en el mer­ca­do el re­sul­ta­do de vein­te años de in­ves­ti­ga­ción

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Ta­ma­ra Mon­te­ro

¿Se pue­de ob­te­ner ren­di­mien­to de los re­si­duos? Sí. Se pue­de. Y se pue­de ob­te­ner más de lo que has­ta aho­ra se es­tá con­si­guien­do. Lo de­mues­tra Icoda, una start up de la Uni­ver­si­da­de de San­tia­go que po­ne en el mer­ca­do el re­sul­ta­do de vein­te años de in­ves­ti­ga­ción del gru­po de En­xe­ña­ría Am­bien­tal so­bre un pro­ce­so que era po­co efi­cien­te y que ado­le­cía de fal­ta de con­trol. Esa am­plia ac­ti­vi­dad cien­tí­fi­ca ha cul­mi­na­do en Op­ti­blen­der, un sis­te­ma de con­trol de los pro­ce­sos de di­ges­tión an­ae­ro­bia que per­mi­te avan­zar en la eco­no­mía cir­cu­lar, aba­ra­tar cos­tes, au­men­tar la can­ti­dad de desechos que se procesan y ma­xi­mi­zar la pro­duc­ción de bio­gás pa­ra apro­ve­cha­mien­to ener­gé­ti­co.

¿Qué es la di­ges­tión an­ae­ro­bia? Es un pro­ce­so bio­ló­gi­co por el que una se­rie de mi­cro­or­ga­nis­mos se co­men los desechos y los trans­for­man en bio­gás. Ese bio­gás es­tá com­pues­to en un 60 % por me­tano, del que se pue­de ha­cer una va­lo­ri­za­ción ener­gé­ti­ca.

Lo cier­to es que en Es­pa­ña es más abun­dan­te la mo­no­di­ges­tión —es de­cir, la ges­tión de un úni­co ti­po de re­si­duo, co­mo los fan­gos de las de­pu­ra­do­ras— que la co­di­ges­tión, un sis­te­ma que au­men­ta la efi­cien­cia al com­bi­nar la ges­tión de dis­tin­tos ti­pos de re­si­duos, co­mo pue­de ser fan­gos de de­pu­ra­do­ras y re­si­duos de la in­dus­tria ali­men­ta­ria o la par­te or­gá­ni­ca de los só­li­dos ur­ba­nos.

En es­ta co­di­ges­tión es en lo que es­tá cen­tra­da Icoda y lo ha­ce apor­tan­do un sis­te­ma de con­trol con­ti­nuo que me­jo­ra el pro­ce­so de prue­ba y error que en oca­sio­nes se rea­li­za en las plan­tas que uti­li­zan es­te sis­te­ma de pro­ce­sa­mien­to de sus desechos. Por­que el equi­li­brio en es­te pro­ce­so bio­ló­gi­co es frá­gil, y la in­tro­duc­ción de de­ma­sia­dos re­si­duos pue­de afec­tar a los mi­cro­or­ga­nis­mos que se en­car­gan de la di­ges­tión.

LA RE­CE­TA ÓP­TI­MA

El sis­te­ma de con­trol de Icoda —que ha si­do tes­ta­do en una de­pu­ra­do­ra y en una in­dus­tria láctea— to­ma una se­rie de me­di­das pa­ra di­se­ñar una es­pe­cie de re­ce­ta, la mez­cla óp- ti­ma de re­si­duos que ade­más se va ac­tua­li­zan­do en tiem­po real, ya que la pro­por­ción se mo­di­fi­ca por­que la di­ges­tión es un pro­ce­so bio­ló­gi­co. Así que si un día la eva­lua­ción es­ta­ble­ce un 20 % de re­si­duo A, un 30 % del B y un 50 % del C, pue­de que al ca­bo de dos se­ma­nas ha­ya que mo­di­fi­car esa re­ce­ta óp­ti­ma pa­ra que la pro­duc­ción de bio­gás si­ga in­cre­men­tán­do­se. La cla­ve, al fi­nal, es man­te­ner la es­ta­bi­li­dad del sis­te­ma pa­ra que sea más efi­cien­te.

Ima­gen de las ins­ta­la­cio­nes de la em­pre­sa es­pe­cia­li­za­da en el con­trol de re­si­duos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.