LLÉVATE A SIE­TE POR EL PRE­CIO DE UN UTI­LI­TA­RIO

SI LO QUE BUS­CAS ES EL ES­PA­CIO DE UN GRAN MO­NO­VO­LU­MEN AL PRE­CIO DE UN UTI­LI­TA­RIO CO­REANO, DA­CIA TIE­NE UN CO­CHE PA­RA TI. QUE QUE­DE CLA­RO QUE CON UN LODGY NO VAS A NA­DAR EN EL LU­JO, NI DIS­FRU­TAR DE LOS ÚL­TI­MOS DI­SE­ÑOS Y TEC­NO­LO­GÍAS: ES CO­MO VIA­JAR UNA DÉCAD

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - PRUEBA: DACIA LODGY - Por Je­sús Flo­res

En­trar en un Da­cia Lodgy pro­vo­ca sen­sa­cio­nes con­tra­dic­to­rias: si mi­ras por el es­pe­jo retrovisor ves un co­che am­plio, de sie­te pla­zas, con ca­rro­ce­ría mo­no­vo­lu­men. Si mi­ras ha­cia el fren­te, en cam­bio, te en­cuen­tras un sal­pi­ca­de­ro al que ca­li­fi­car de «sen­ci­llo» se­ría to­do un elo­gio, con un apa­ra­to de ra­dio CD si­mi­lar al que mon­ta­ban los Re­nault Clio de ha­ce diez años, pa­lan­qui­tas pa­ra mo­ver los es­pe­jos re­tro­vi­so­res, dis­cre­tí­si­mos asien­tos de te­la y un ele­men­tal apa­ra­to de ai­re acon­di­cio­na­do. La úni­ca con­ce­sión se apa­re­ce en for­ma de man­dos pa­ra con­tro­lar el equi­po de so­ni­do des­de el vo­lan­te, pe­ro en reali­dad se tra­ta de un ele­men­to más apa­ren­te que útil: es más sen­ci­llo ma­ne­jar­lo con los bo­ton­ci­tos de la con­so­la cen­tral. La mar­ca ofre­ce co­mo ex­tras la me­jo­ra de al­gu­nas de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas del mo­de­lo ba­se, pe­ro en­ton­ces nues­tro Lodgy ya no cos­ta­ría los 10.190 eu­ros de pre­cio de sa­li­da; y cla­ro, es pro­ba­ble que mu­chos clien­tes po­ten­cia­les mi­ren ha­cia otros es­ca­pa­ra­tes si de gas­tar más di­ne­ro se tra­ta. Por­que es­te co­che —del que tam­bién hay una op­ción con look SUV, sin mu­cho xei­to— tie­ne co­mo prin­ci­pal ar­gu­men­to de com­pra su pre­cio. En su seg­men­to no tie­ne ri­val: la ma­yo­ría de sus com­pe­ti­do­res le do­blan o le tri­pli­can en cos­te cuan­do el es­pa­cio, sie­te pla­zas, es el mis­mo. En mar­cha, el mo­tor dié­sel de 90 ca­ba­llos (hay tam­bién la op­ción de 115, aflo­jan­do la car­te­ra) ti­ra bien de un co­che que, li­bre de ele­men­tos que le con­fie­ran so­bre­pe­so, se mues­tra muy li­ge­ro y bas­tan­te se­gu­ro so­bre el as­fal­to, po­nién­do­lo a prue­ba con una con­duc­ción tran­qui­la que es pa­ra la que se su­po­ne que al­guien com­pra un vehícu­lo de es­te ti­po. La pos­tu­ra de con­duc­ción, más ba­ja que la de la ma­yo­ría de los gran­des mo­no­vo­lú­me­nes, ofre­ce la sen­sa­ción de es­tar lle­van­do un com­pac­to. Es muy ma­ne­ja­ble en ciu­dad y el rui­do de su mo­tor no mo­les­ta en el in­te­rior. La uni­dad que pro­ba­mos, que ya mar­ca­ba 50.000 ki­ló­me­tros, es­ta­ba ca­si nue­va: un da­to a te­ner en cuen­ta.

¿SEN­CI­LLO? MÁS QUE ESO, PE­RO BA­RA­TO...

... Y bien aca­ba­do. El Lodgy es es­pa­cio­so, su pre­cio par­te de los 10.190 eu­ros y, si lo que bus­cas no es el co­che del fu­tu­ro, es una op­ción in­tere­san­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.