MAR­TA Ba­rro­so ES­CRI­TO­RA

Mis hi­jos sa­ben que tie­nen una ma­dre di­fe­ren­te

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Qué Hay De Nuevo -

Des­pués de tres dé­ca­das co­mo pe­rio­dis­ta es­pe­cia­li­za­da en be­lle­za (la ma­yo­ría en el dia­rio ABC), se lan­za a la no­ve­la con A la ma­du­ra Dios no la ayu­da (La es­fe­ra de los li­bros), una di­ver­ti­da cró­ni­ca de una cin­cuen­to­na que de­ci­de dar car­pe­ta­zo a su vi­da (es de­cir, a su ma­ri­do, y a sus dos hi­jos), y dar­se un tiem­po de re­fle­xión.

¿Del pe­rio­dis­mo de be­lle­za a la no­ve­la? Cuéntenos...

Siem­pre me ha en­can­ta­do es­cri­bir. Y cuan­do mi hi­jo tu­vo un des­liz en los es­tu­dios y pa­sé el ve­rano con él en Ma­drid, Bieito Rubido, di­rec­tor de ABC, me pi­dió que apro­ve­cha­ra pa­ra es­cri­bir una co­lum­na. Tu­vo bas­tan­te éxi­to y me lla­ma­ron pa­ra es­cri­bir un li­bro. Ya les di­je que es­ta­ban lo­cas... Su li­bro tra­ta de una mu­jer de cin­cuen­ta y tan­tos, pe­rio­dis­ta, del Atle­ti… Pa­re­ce más que ins­pi­ra­do en he­chos reales. Pues, si te di­go la ver­dad, me he me­ti­do tan­to en el pa­pel de mi per­so­na­je que ya no sé qué es ver­dad y qué no lo es...

¿Qué pen­só su familia al ver­se así re­tra­ta­dos?

Se lo han to­ma­do fe­no­me­nal. A mis hi­jos, al prin­ci­pio, les dio un po­co de ver­güen­za. Pe­ro ya han ti­ra­do la toa­lla con­mi­go. Sa­ben que tie­nen una ma­dre di­fe­ren­te y es­tán muy or­gu­llo­sos. Mi ma­ri­do, que es muy in­te­li­gen­te y tie­ne mu­cho sen­ti­do del hu­mor, sa­be que el per­so­na­je de “Él” en el li­bro es un ti­po ge­né­ri­co. Por­que el éxi­to que tu­vo mi co­lum­na fue que, al fi­nal, to­das nos pe­lea­mos por las ma­le­tas al sa­lir de via­je, por el co­che, que les im­por­ta tan­to y a no­so­tras na­da… No so­mos ma­tri­mo­nios ma­ra­vi­llo­sos, so­mos nor­ma­les.

Hay quien la com­pa­ra con Brid­get Jo­nes. ¿Qué opi­na?

¡Que oja­lá me le­ye­ra tan­ta gen­te! Aun­que la mía se­ría una ver­sión ma­yor y más his­pá­ni­ca.

¿Qué nos pa­sa a las mu­je­res a los 50?

Que te­ne­mos mil co­sas por ha­cer y nos so­bre­pa­san, de ahí el “Dios no la ayu­da”.

¿Ellos lo tie­nen más fá­cil, en­ton­ces?

Sí. Creo que, en ge­ne­ral, ellos no ha­cen tan­tas co­sas, con lo que lle­gan a es­ta edad con la ca­be­za más cen­tra­da.

¿Ha­brá se­gun­da par­te?

Aún es­toy en la cua­ren­te­na, asu­mien­do lo que me es­tá pa­san­do. No me plan­teo la vi­da muy a largo pla­zo. El tiem­po y los lec­to­res me di­rán si voy por buen ca­mino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.