Fí­si­ca

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Tendencias -

Los cuer­pos son ma­te­ria, y se re­la­cio­nan en­tre ellos y con la ener­gía. Así que usa sen­ci­llas nor­mas pa­ra que tan­to unos co­mo otros, flu­yan.

RE­GLA DEL EM­BO­TE­LLA­MIEN­TO NU­LO

Evi­ta las con­cen­tra­cio­nes, por­que so­lo ge­ne­ran in­co­mo­di­da­des. La pri­me­ra nor­ma es que el guar­da­rro­pa no de­be es­tar en el mis­mo si­tio don­de re­ci­bas, sino un po­co ale­ja­do. A ser po­si­ble, tra­ta de te­ner dos. Tan­to al en­trar co­mo al sa­lir, con­vie­ne ofre­cer al­go que dis­trai­ga la aten­ción de tus in­vi­ta­dos ha­cia otras zo­nas pa­ra que no ha­ya aglo­me­ra­cio­nes. Es­to se con­si­gue ofre­cien­do un cóc­tel de bien­ve­ni­da y un pe­que­ño ob­se­quio a la sa­li­da. Por su­pues­to, los re­ga­los de­ben es­tar dis­pues­tos al al­can­ce de la mano. Si hay que es­pe­rar pa­ra re­co­ger­los, el co­lap­so es­tá ase­gu­ra­do.

LEY DE LOS DE­CI­BE­LIOS JUS­TOS

El um­bral de per­cep­ción hu­mano es­tá en torno a los 20 her­tzios. Mué­ve­te so­lo un po­co por en­ci­ma. Mien­tras se co­ma, me­jor que no ha­ya mú­si­ca. En los cóc­te­les, la mú­si­ca de­be ser un mur­mu­llo tan ba­jo co­mo pa­ra que na­die pue­da ni ta­ra­rear­la. Pe­ro si lo que quie­res es un fies­tón de bai­le; acu­de di­rec­ta­men­te a la le­gis­la­ción de rui­dos vi­gen­te tu ciu­dad. Que los ve­ci­nos no en­cuen­tren ma­ne­ra de de­nun­ciar­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.