“Lo más di­fí­cil es en­se­ñar­les a ma­ne­jar bien la tec­no­lo­gía”

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Vidas Privadas -

Los pla­nes en familia son más fá­ci­les al ser to­dos chi­cos. Les gus­ta mu­cho el de­por­te. Jue­gan en los equi­pos fe­de­ra­dos del co­le­gio, en­tre­nan va­rios días a la se­ma­na y tie­nen par­ti­dos, pe­ro tam­bién co­rren con mi ma­ri­do, han he­cho pá­del, na­dan, va­mos a es­quiar... El fin de se­ma­na es el tiem­po del que dis­po­ne­mos pa­ra es­tar de ver­dad con ellos, por eso com­par­ti­mos los ra­tos de de­por­te. Otra de las co­sas que les en­can­ta que ha­ga­mos jun­tos es ver pe­lí­cu­las, es­pe­cial­men­te de aven­tu­ras. Tam­bién les apa­sio­nan los Le­go, la gue­rra de bar­cos o el Mo­no­poly, aun­que aho­ra se pa­ga con tar­je­ta y no con bi­lle­tes, co­mo en nues­tra épo­ca. Y, por su­pues­to, son fans de la tec­no­lo­gía. Es­te es el te­ma, con di­fe­ren­cia, que más nos preo­cu­pa. Por eso, so­mos es­tric­tos con el tiem­po que de­di­can a las pan­ta­llas: por ejem­plo, na­da de lu­nes a jue­ves, y los fi­nes de se­ma­na, un par de ho­ras des­pués de co­mer. Apar­te del con­trol pa­ren­tal, te­ne­mos to­dos los dis­po­si­ti­vos con el mis­mo usua­rio, con lo cual no pue­den ac­ce­der a jue­gos o des­car­gar­se nue­vos sin nues­tra au­to­ri­za­ción. En ge­ne­ral, los tres son de más ac­ti­vi­dad fí­si­ca, se ti­ran uno en­ci­ma del otro, pe­lean en bro­ma... A mí re­cu­rren pa­ra ayu­dar­les en los tra­ba­jos ma­nua­les del co­le y les en­can­ta que ju­gue­mos a bai­lar con la con­so­la o ha­ga­mos jun­tos cons­truc­cio­nes. Creo que la di­fe­ren­cia fun­da­men­tal aho­ra, apar­te de la tec­no­lo­gía, es que se can­san an­tes de las co­sas. Ne­ce­si­tan más es­tí­mu­los, más no­ve­da­des. In­ten­ta­mos, por ejem­plo, que aho­rren cuan­do desean al­gu­na ver­sión nue­va de un jue­go que ya tie­nen. Eso les ha­ce más cons­cien­tes de lo que va­len las co­sas y les ayu­da a no ser tan im­pa­cien­tes. Me en­can­ta­ría ju­gar más con ellos, pe­ro les de­di­co to­do el tiem­po li­bre que ten­go y es un tiem­po au­tén­ti­co. En mi ca­so, éra­mos cin­co her­ma­nos y mi ma­dre te­nía mi­llo­nes de co­sas que ha­cer. Aho­ra se re­sar­ce ju­gan­do con sus nie­tos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.