La cum­bre es una qui­me­ra. Hay que se­guir

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - VII Premios Mujerhoy -

El éxi­to le ha lle­ga­do con cier­ta edad. ¿ Es al­go bueno o ma­lo? Creo en el tra­ba­jo, el des­tino y la opor­tu­ni­dad; si se dan jun­tos, de­bes es­tar pre­pa­ra­da. A mí me ha lle­ga­do cuan­do soy muy fuer­te y sé lo que im­por­ta en mi vi­da. Y, crée­me, no es te­ner éxi­to con un li­bro.

¿Y si de­ci­die­ra de­jar la es­cri­tu­ra?

Pue­de que lle­gue el mo­men­to en que mis li­bros no in­tere­sen, no ha pa­sa­do tan­to tiem­po des­de eso. Pe­ro no de­ja­ré de es­cri­bir. For­ma par­te de mi mo­do de afron­tar una reali­dad que en oca­sio­nes me re­sul­ta in­so­por­ta­ble. Tu­vo us­ted una in­fan­cia mar­ca­da por el lu­to, ¿có­mo le afec­tó? Mi fa­mi­lia tu­vo una ra­cha de ma­la suer­te: fa­lle­cie­ron mi her­ma­na, mi tío, un pri­mo... Todos fue­ra de tiem­po. Re­cuer­do te­ner mie­do a que todos mu­rie­ran. Mi in­fan­cia fue dolorosa por­que es ho­rri­ble afron­tar lo vul­ne­ra­ble de la exis­ten­cia sien­do tan pe­que­ña; en com­pen­sa­ción, fui una ni­ña muy ama­da, con pa­dres que se des­vi­vie­ron por dar­nos to­do.

¿Qué opi­nan sus fa­mi­lia­res de sus li­bros?

Es­tán acos­tum­bra­dos a ver­me es­cri­bir, a leer lo que es­cri­bo. Pa­ra ellos es nor­mal; ha­go una bue­na so­pa de pes­ca­do, me gus­tan los pe­rros, cul­ti­vo gar­de­nias, es­cri­bo no­ve­las… Lo vi­ven sin so­bre­sal­to. Siem­pre cuen­ta en las en­tre­vis­tas el gran apo­yo que le brin­da su ma­ri­do. ¿ Nos lo cuen­ta? Siem­pre se ha di­cho que ser esposa o ma­ri­do de es­cri­tor es di­fí­cil y el mío me­re­ce el No­bel de la Paz. Es va­lien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.