NTRE LOS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Entre Nosotras -

mu­chos re­ga­los que me han caí­do del cie­lo, es­tá el de ha­ber na­ci­do en una épo­ca en la que aún re­gía el sen­ti­do co­mún. Si hu­bie­ra na­ci­do aho­ra, los guar­dia­nes del gé­ne­ro pro­ba­ble­men­te me ha­brían se­cues­tra­do y so­me­ti­do a un in­te­rro­ga­to­rio, has­ta arran­car­me una suer­te de de­fi­ni­ción sin am­ba­ges de mi con­di­ción: si los za­pa­tos que lle­vas no te es­tán có­mo­dos, te tie­nes que des­ha­cer de ellos en­se­gui­da y cal­zar­te otros que te va­yan bien. Yo de­tes­ta­ba ama­ble­men­te to­do aque­llo que re­cor­da­se a la fe­mi­ni­dad, pe­ro eso no quie­re de­cir que me en­can­ta­ra la exal­ta­ción de lo mas­cu­lino. Ju­ga­ba de ma­la ga­na a las ba­ta­llas y al fút­bol, por­que en mi fa­mi­lia (y en mi edi­fi­cio) es­ta­ba ro­dea­da de va­ro­nes, pe­ro la vio­len­cia de las pis­to­las y de los ba­lo­na­zos en la ca­ra me es­pan­ta­ban tan­to como los ves­ti­di­tos de en­ca­je. Yo reivin­di­ca­ba una di­ver­si­dad vin­cu­la­da a co­sas mo­des­tas: po­der lle­var pan­ta­lo­nes y el pelo cor­to (qué tor­tu­ra que te pei­na­sen) y, cla­ro, as­pi­rar a los ofi­cios en­ton­ces prohi­bi­dos a las mu­je­res. So­ña­ba con vi­vir al­gún día en Ca­na­dá y en­trar en las fi­las de la po­li­cía mon­ta­da, ca­bal­gan­do en me­dio de la tun­dra, en­tre lagos con­ge­la­dos y con la lí­nea del ho­ri­zon­te an­te mí como úni­co lí­mi­te. Sen­tía de­vo­ción por las ac­ti­vi­da­des neu­tras, sin dis­tin­ción de gé­ne­ro: el pa­ti­na­je, el ci­clis­mo, el jue­go del es­con­di­te, la re­co­lec­ción de pie­dras y gui­ja­rros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.