¡Quie­ro mi re­ga­lo!

POR: LU­CÍA TA­BOA­DA GUIÓN RA­QUEL CÓRCOLES ILUS­TRA­CIO­NES

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - La Imperfecta -

Tal vez no exis­ta en el uni­ver­so un ges­to de amor se­me­jan­te al de com­par­tir tu úl­ti­mo tro­zo de piz­za. Qui­zá es­pe­rar­le pa­ra ver un ca­pí­tu­lo fi­nal sor­tean­do spoi­lers. O tal vez que él va­cíe la la­va­do­ra cuan­do te to­ca­ba a ti. O en­con­trar­te en la ne­ve­ra un tro­zo de tu que­so pre­fe­ri­do com­pra­do por­que ayer te en­con­tró un po­co de­caí­da. Hu­bo un tiem­po en el que pa­ra ti ce­le­brar el amor, San Valentín o cual­quier otro acon­te­ci­mien­to, con­sis­tía en es­pe­rar un re­ga­lo. Te acos­ta­bas el día an­te­rior con­je­tu­ran­do y no de­ja­bas un va­so de le­che con ga­lle­tas en el re­ci­bi­dor de mi­la­gro. No im­por­ta­ba el qué, pe­ro ha­bía que re­ci­bir al­go. Y ese al­go te­nía que ser pro­por­cio­nal a lo que tú ha­bías en­tre­ga­do an­tes. Era par­te del Tra­ta­do In­ter­na­cio­nal de Re­la­cio­nes Ado­les­cen­tes.

Aho­ra, los re­ga­los atra­vie­san un pe­río­do de in­di­rec­tas es­ti­pu­la­do el por el Tra­ta­do In­ter­na­cio­nal de Re­la­cio­nes Ma­du­ras. Es de­cir, ese lap­so de tiem­po pre­vio a una ce­le­bra­ción en el que lan­zas co­men­ta­rios con­tan­do con la pers­pi­ca­cia del re­cep­tor. “Voy a te­ner que com­prar­me un al­bor­noz”, “Va­ya, se

Yme ha ro­to la sue­la de las za­pa­ti­llas de co­rrer…”, “¿Te he di­cho que ayer se me rom­pió la sue­la de las za­pa­ti­llas de co­rrer?”, “¿Sa­bes que uso la ta­lla 39 de pie, no?”, “Pues voy ne­ce­si­tan­do un abri­go ca­mel que ha vis­to en la tien­da de la es­qui­na, con re­fe­ren­cia 67-B”. Los re­ga­los ya son la mi­lé­si­ma par­te de un to­do.

Hay re­la­cio­nes da­ñi­nas en las que uno so­lo da cuan­do re­ci­be, como el pe­rro de Pavlov es­pe­ran­do a que re­pi­que la campana. Pe­ro cuan­do una re­la­ción flu­ye de for­ma sa­lu­da­ble, los de­ta­lles de uno in­cen­ti­van a los del otro. Sin do­cu­men­tos fir­ma­dos an­te no­ta­rio que den fe del día y la ho­ra en el que se pro­du­jo la ac­ción: “El 5 de enero a las 16:53 tu­ve un de­ta­lle con­ti­go. Me de­bes uno”. Los de­ta­lles no de­ben ni es­pe­rar­se ni adeu­dar­se. Di­jo D. H. Law­ren­ce que la pa­re­ja es un “egoís­mo a dúo”. Sí, so­mos egoís­tas, pe­ro al me­nos en pa­re­ja esos egoís­mos van de la mano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.