LOS EX­NO­VIOS Y EL BO­RRA­DO SE­LEC­TI­VO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Amor Entre Google Y Facebook - MISS DRA­MAS

Ya ha­brás com­pro­ba­do có­mo en ese re­su­men anual que Fa­ce­book ha­ce pa­ra ti de los me­jo­res mo­men­tos de 2015 no apa­re­ce ni una so­la fo­to en que no es­tés gua­pí­si­ma, bien ves­ti­da y me­jor acom­pa­ña­da. Por ar­te de al­gún sa­bio al­go­rit­mo, en ese re­su­men anual no sa­les en nin­gu­na fo­to con tu úl­ti­mo ex, ese ser in­nom­bra­ble por el que es­tu­vis­te llo­ran­do por las es­qui­nas unos seis me­ses del año re­cién ter­mi­na­do. Ese río de lá­gri­mas ha des­apa­re­ci­do en me­dio de lo fa­bu­lo­so que ha si­do tu año (se­gún Fa­ce­book). ¿Có­mo ha con­se­gui­do sa­car a tu ex de tu vi­da an­tes que tú? Sin du­da, Marck Zuc­ker­berg es un genio de la ta­lla de Leo­nar­do Da Vin­ci y ha con­se­gui­do dar­le una vuel­ta a su in­ven­to. Si has­ta el año pa­sa­do se acu­sa­ba a Fa­ce­book de ser una má­qui­na ma­lé­vo­la que im­pe­día ol­vi­dar, aho­ra ha crea­do un al­go­rit­mo ex­per­to en bo­rrar malos re­cuer­dos, es­pe­cial­men­te ex­no­vios. si­do la pro­pia red so­cial quien ha echa­do ofi­cial­men­te a tus ex de tu vi­da. “Es­te año Fa­ce­book no in­clui­rá fo­tos en las que se ha­ya etiquetado a los ex”, di­jo su por­ta­voz. Cla­ro que, pa­ra be­ne­fi­ciar­te del cam­bio de rum­bo, an­tes ten­drías que ha­ber­le con­ta­do a Fa­ce­boook que es­ta­bais sa­lien­do o ha­ber al­can­za­do ese es­ta­do de gra­cia en que am­bos miem­bros de la pa­re­ja lle­gan al acuer­do de pu­bli­car su si­tua­ción sen­ti­men­tal, y no es­co­gen si­mul­tá­nea­men­te la op­ción “Es com­pli­ca­do”. Si le has ocul­ta­do tus amo­ríos a Zuc­ker­berg, po­co po­drán ha­cer por ti sus algoritmos. Ade­más, Fa­ce­book pro­me­te ha­cer “un po­co más fá­ci­les las rup­tu­ras”, per­mi­tien­do que pue­das mi­ni­mi­zar el nú­me­ro

iem­pre so­ñé con apre­tar un bo­tón que bo­rra­ra a los ex­no­vios de la me­mo­ria. Y Fa­ce­book y Goo­gle lo ha­bían com­pli­ca­do to­do bas­tan­te con su ten­den­cia al voyeurismo y esa ilu­sión de que uno es ca­paz de en­con­trar cual­quier in­for­ma­ción so­bre una per­so­na. To­do es cues­tión de po­ner­se a bus­car. Des­de aquí agra­dez­co a la red so­cial su sa­bi­du­ría y mano du­ra pa­ra ha­cer lo que estamos desean­do ha­cer pe­ro no nos atre­ve­mos: qui­tar­nos a los ex de las na­ri­ces en el mundo analó­gi­co y, so­bre to­do, en la com­pul­si­va vi­da di­gi­tal.

MORALEJA

Los ex­no­vios ni se crean ni se des­tru­yen, so­lo se trans­for­man.

CO­SAS QUE HA­CER

In­for­mar pun­tual­men­te a Fa­ce­book de mi es­ta­do sen­ti­men­tal pa­ra que, ip­so fac­to, des­tru­ya a mis ex.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.