Amor, di­ne­ro y me­lo­día...

JERRY HALL

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Mujeres En Primera Línea -

Siem­pre ha si­do co­no­ci­da como ex­mu­jer de Mick Jag­ger, por lo que de po­co le ha ser­vi­do ser con­si­de­ra­da como una de las me­jo­res mo­de­los de la his­to­ria. Aho­ra, tam­bién es po­si­ble que sus in­cur­sio­nes en el ci­ne o el tea­tro que­den a la som­bra de su pró­xi­mo pro­yec­to sen­ti­men­tal: la bo­da con el mag­na­te de la co­mu­ni­ca­ción Ru­pert Mur­doch. Y es que su 1,83 m de al­tu­ra y su ta­len­to pa­ra ca­zar ma­ri­dos mul­ti­mi­llo­na­rios ha­cen de ella una mu­jer fue­ra de lo co­mún. Tie­ne ras­gos de bas­ta be­lle­za te­xa­na, pe­ro pron­to se adap­tó a la es­té­ti­ca de Lon­dres y Pa­rís. A la ciu­dad de la luz via­jó pa­ra pro­bar como mo­de­lo y allí arran­có su leyenda: de la por­ta­da de Vo­gue a los bra­zos de Br­yan Ferry, lí­der del gru­po Roxy Mu­sic; de Mes­qui­te, el su­bur­bio de Da­llas en el que cre­ció, a la paradisiaca is­la de Mous­ti­que, don­de con­ser­va una de las ca­sas pro­pie­dad del ro­lling sto­ne. La vi­da de Jerry Hall siem­pre ha es­ta­do uni­da a la mú­si­ca y cuen­tan que can­cio­nes mí­ti­cas como Ava­lon o Sla­ves to Lo­ve (po­pu­la­ri­za­da des­pués como ban­da so­no­ra de Nue­ve se­ma­nas y me­dia) es­tán ins­pi­ra­das en ella. Br­yan y Mick com­pi­tie­ron du­ran­te más de un año por el co­ra­zón de Jerry (es­tu­vo con los dos a la vez), has­ta que los mo­rri­tos y la len­gua se im­pu­sie­ron a la ele­gan­cia pop. Con Jag­ger con­vi­vió los si­guien­tes 23 años, que trans­cu­rrie­ron en­tre hi­jos, in­fi­de­li­da­des, sa­li­das a Stu­dio 54 y una bo­da en Ba­li que tiem­po des­pués se de­cla­ra­ría nu­la. Ha­ce po­co sa­lió a subas­ta una fo­to de Bri­git­te La­com­be don­de se ve a la pa­re­ja in­ter­cam­bian­do gé­ne­ros: él, con ves­ti­do de ga­sa; ella, con cor­ba­ta y le­vi­ta. Siem­pre di­jo que lo que más le atraía de Jag­ger era su an­dro­gi­nia. Tras la rup­tu­ra, co­men­zó su ca­rre­ra como ac­triz in­ter­pre­tan­do a Mrs. Ro­bin­son en las ta­blas de West End lon­di­nen­se: la ver­sión de El gra­dua­do in­cluía un des­nu­do in­te­gral que cau­só po­lé­mi­ca, pe­ro pa­ra ella la ex­pe­rien­cia sig­ni­fi­có “re­cu­pe­rar la iden­ti­dad y la au­to­es­ti­ma”, qui­tar­se la más­ca­ra en vez de po­nér­se­la. Tam­bién fue no­via, con el ros­tro des­fi­gu­ra­do por el áci­do, del mal­va­do Joc­ker de Batman, aunque afear­se de ese mo­do no le va­lió nin­gu­na no­mi­na­ción al Os­car. El anun­cio de su nue­vo com­pro­mi­so fue pu­bli­ca­do en The Ti­mes, el pe­rió­di­co de su pro­me­ti­do. Mur­doch es pro­pie­ta­rio ade­más de News Corp o 20th Cen­tury Fox, y apa­re­ce en­tre los 100 de la lis­ta For­bes. No sa­be­mos si le gus­ta la mú­si­ca. Se ha es­cri­to que Jerry Hall por fin sien­ta la ca­be­za, pe­ro tal vez lo úni­co que es­té ha­cien­do sea re­gre­sar a la esen­cia. Un ren­co­ro­so Br­yan Ferry di­jo de ella: “Su­pon­go que le gus­ta de­ma­sia­do el di­ne­ro y el lu­jo”. NE­RE BA­SA­BE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.