OJO CON LOS EFEC­TOS se­cun­da­rios

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - En Directo -

que nos obli­ga a co­rrer y es­tar en ten­sión gran par­te de la jornada. Ade­más de pres­cin­dir del sue­ño, el ocio y el pla­cer que la men­te ne­ce­si­ta pa­ra sen­tir­se sa­na. An­te la im­po­si­bi­li­dad de cam­biar de vi­da, so­lo que­da un par­che: los fár­ma­cos. “Mu­chas ve­ces la me­di­ca­ción no va al fon­do del problema, pe­ro nos ayu­da –ex­pli­ca el dr. Ló­pez Rodríguez–. Es un re­cur­so fun­da­men­tal cuan­do la de­pre­sión es en­dó­ge­na, cuan­do el cua­dro es in­ten­so, con ideas muy ne­ga­ti­vas e in­ca­pa­ci­tan­tes. Pe­ro cuan­do la cau­sa es psi­co­so­cial, lo ideal es com­bi­nar tres tra­ta­mien­tos: el far­ma­co­ló­gi­co, el psi­co­ló­gi­co y un cam­bio en el es­ti­lo de vi­da. El boom de El con­su­mo de fár­ma­cos som­ní­fe­ros y an­sio­lí­ti­cos va en au­men­to en­tre las es­pa­ño­las des­de ha­ce más de una dé­ca­da. Por eso, la Or­ga­ni­za­ción de Con­su­mi­do­res y Usua­rios ad­vier­ta de los efec­tos se­cun­da­rios no­ci­vos pa­ra la sa­lud de es­tos me­di­ca­men­tos. Al­gu­nos de esos efec­tos pue­den ser: De­te­rio­ro cog­ni­ti­vo. Me­nos ha­bi­li­dad pa­ra con­du­cir. Com­por­ta­mien­tos im­pul­si­vos o des­in­hi­bi­dos. Ries­go de caí­das y frac­tu­ras en los an­cia­nos. Ha­bi­tua­ción y to­le­ran­cia: su efec­to va dis­mi­nu­yen­do. Crean de­pen­den­cia con ra­pi­dez y pre­sen­tan sín­to­mas del síndrome de abs­ti­nen­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.