LOS PE­CA­DOS CDEL

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Protagonista -

de, que era el dog­ma­tis­mo: cons­truías una es­pe­cie de re­li­gión, muy as­fi­xian­te: “Es­ta es la car­ti­lla, si no la crees, eres el enemi­go”. En li­te­ra­tu­ra te mue­ves en te­rre­nos bas­tan­tes más com­ple­jos, más pan­ta­no­sos.

Aun así, de­bió de ser emo­cio­nan­te par­ti­ci­par, como lo hi­zo us­ted, en las ne­go­cia­cio­nes con la gue­rri­lla, en 1984... Sí, lo fue. Fue la pri­me­ra ne­go­cia­ción en Amé­ri­ca la­ti­na. Fue muy du­ra y ter­mi­nó en un ba­ño de san­gre, por­que era tan gran­de la opo­si­ción a la paz que los que iban en­tre­gan­do las ar­mas iban sien­do ase­si­na­dos. Pe­ro, como to­das las co­sas de la his­to­ria, aunque te pa­rez­ca que fue un fra­ca­so, si­gue ahí de for­ma sub­te­rrá­nea y re­sur­ge años des­pués, con otro in­ten­to de paz. Na­da des­apa­re­ce.

Y aho­ra, ¿tie­ne es­pe­ran­zas de paz pa­ra Co­lom­bia?

Por un la­do sí, por­que las FARC son una gue­rri­lla muy en­co­na­da, es­ta­li­nis­ta, y han fir­ma­do la paz. Pe­ro son so­lo una de las fuer­zas vio­len­tas del país, es­tán tam­bién los pa­ra­mi­li­ta­res. Y lue­go, el Go­bierno que es­tá ne­go­cian­do esa paz es neo­li­be­ral, ca­pi­ta­lis­mo a to­do va­por, y cuan­do se van las FARC, que so­lo per­mi­tían mi­ne­ría ba­jo tie­rra, lle­gan las mi­nas a cie­lo abier­to y la con­ta­mi­na­ción en los ríos; y don­de ha­bía pe­que­ños pro­duc­to­res agrí­co­las en­tran las mul­ti­na­cio­na­les, con cul­ti­vos in­ten­si­vos y des­truc­ción de la na­tu­ra­le­za. Son fuer­zas igual­men­te im­po­si­ti­vas las que to­man con­trol. Me re­mi­to al la­ti­na­jo que di­ce “Nec spes nec me­tu”, sin es­pe­ran­za pe­ro sin mie­do. Es­pe­ran­za es una pa­la­bra que te dis­tor­sio­na. Sí, mi­ra, aho­ra hay to­do un fe­nó­meno de muy bue­nos au­to­res co­lom­bia­nos. Y en todos es­tá pre­sen­te esa vio­len­cia. ¿Y có­mo no, si la he­mos vi­vi­do tan­to, si Co­lom­bia ha si­do una es­pe­cie de la­bo­ra­to­rio de lo que el mundo pue­de lle­gar a ser si no se cam­bian los pa­rá­me­tros de la con­vi­ven­cia? To­do eso ha crea­do una ge­ne­ra­ción de au­to­res que tie­nen que li­diar con la vio­len­cia, como en una es­pe­cie de exor­cis­mo. Y es que, si Co­lom­bia En 2016 se cum­plen 500 años de la muer­te del ge­nial pin­tor fla­men­co que ob­se­sio­nó a Fe­li­pe II ( por eso, de he­cho, una par­te im­por­tan­te de su obra es­tá en nues­tro país). El Mu­seo del Pra­do lo ce­le­bra con una re­tros­pec­ti­va his­tó­ri­ca. La ex­po­si­ción del Cen­te­na­rio abri­rá sus puer­tas en ma­yo, acom­pa­ña­da por un do­cu­men­tal, El Bos­co. Los sue­ños de la razón. Una con­ver­sa­ción con El jar­din de las de­li­cias, en el que par­ti­ci­pa, pre­ci­sa­men­te la es­cri­to­ra Lau­ra Restrepo.

Pe­ca­do ( Al­fa­gua­ra), el nue­vo li­bro de re­la­tos de Lau­ra Restrepo, se publica el pró­xi­mo 17 de mar­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.