QUÉ OCU­RRE DES­PUÉS DE UN

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Salud -

cons­cien­tes. Se­gún un es­tu­dio rea­li­za­do por Clear­blue, una de ca­da tres es­pa­ño­las con­si­de­ra que aún hay tiem­po pa­ra que­dar­se em­ba­ra­za­da des­pués de los 45 años. Am­pa­ro le da vuel­tas a esas ci­fras des­de la ma­du­rez de sus 42 años y po­ne ca­ra de re­sig­na­ción. Su hi­jo Jor­ge, que pron­to cum­pli­rá sie­te, jue­ga en los co­lum­pios. “Pa­ra las que es­tán pa­san­do por lo mis­mo que yo, ale­jar­nos de lo que nos ha­ce su­frir es im­po­si­ble por­que tie­nes un hi­jo. Tie­nes que ir al par­que y al co­le­gio y a fies­tas de cum­plea­ños, vi­ves ro­dea­da de ni­ños, de otras mu­je­res em­ba­ra­za­das, de con­ver­sa­cio­nes so­bre pe­leas en­tre her­ma­nos o la edad ideal pa­ra ir a por el si­guien­te... Al fi­nal, apren­des a no ha­blar y a no es­cu­char, como si el te­ma no fue­ra con­ti­go, como si al­guien es­tu­vie­ra dis­cu­tien­do so­bre si es me­jor com­prar­se un co­che u otro”. Mien­tras las pa­re­jas sin hi­jos que no lo­gran en­gen­drar­lo van po­co a po­co li­be­rán­do­se de la som­bra del ta­bú y em­pie­zan a ha­blar de ello, el es­tig­ma y el des­co­no­ci­mien­to si­gue ha­cien­do me­lla en­tre las que bus­can un se­gun­do em­ba­ra­zo y no lo lo­gran.

Cul­pa e in­com­pren­sión

“Hay tra­ta­mien­tos on­co­ló­gi­cos que no per­ju­di­can a la fun­ción ová­ri­ca, pe­ro la ma­yo­ría sí la me­nos­ca­ban y en oca­sio­nes de for­ma irre­ver­si­ble”, ase­gu­ra el dr. Jo­sé Bell­ver, de IVI Va­len­cia. El tra­ta­mien­to pue­de afec­tar a la fer­ti­li­dad de mu­chas ma­ne­ras, ya que los me­di­ca­men­tos que ac­túan pa­ra des­truir las cé­lu­las can­ce­ro­sas tam­bién afec­tan a otras cé­lu­las, ór­ga­nos y hor­mo­nas del or­ga­nis­mo. Es di­fí­cil pre­de­cir si el tra­ta­mien­to cau­sa­rá in­fer­ti­li­dad o no, por eso, “el con­se­jo ac­tual por par­te de gi­ne­có­lo­gos y on­có­lo­gos es pre­ser­var ovo­ci­tos por vi­tri­fi­ca­ción en cual­quier mu­jer que va­ya a ser so­me­ti­da a un tra­ta­mien­to on­co­ló­gi­co en el que exis­ta po­si­bi­li­dad de que se afec­te su ca­pa­ci­dad re­pro­duc­ti­va”. La qui­mio­te­ra­pia y la ra­dio­te­ra­pia pél­vi­ca pue­den pro­vo­car in­fer­ti­li­dad tem­po­ral o per­ma­nen­te tam­bién en los va­ro­nes, en es­te ca­so, la re­co­men­da­ción es la con­ge­la­ción de una mues­tra de se­men an­tes de ini­ciar el tra­ta­mien­to. “Na­die ha­bla de es­te ti­po de in­fer­ti­li­dad o, si se ha­bla, se ha­ce con des­con­si­de­ra­ción, como si no tu­vie­ra im­por­tan­cia por­que ya te­ne­mos un hi­jo”, se que­ja Am­pa­ro, que se ha so­me­ti­do a va­rios tra­ta­mien­tos de re­pro­duc­ción asis­ti­da y ha acu­di­do tam­bién a te­ra­pia psicológica y a gru­pos de apo­yo. Aunque no le han ser­vi­do de gran con­sue­lo. “Es di­fí­cil pa­ra las mu­je­res que ya han te­ni­do des­cen­den­cia en­con­trar el apo­yo de otras mu­je­res que tam­bién tie­nen pro­ble­mas pa­ra ser ma­dres. A ve­ces las par­ti­ci­pan­tes en es­tos si­tios web mues­tran cier­to des­pre­cio por las mu­je­res que su­fren de in­fer­ti­li­dad se­cun­da­ria, por­que ya han te­ni­do un be­bé pro­pio”, ana­li­zan los ex­per­tos de la clí­ni­ca Ch­le­sea Fer­ti­lity de Nue­va York (EE.UU.). Des­de el pun­to de vis­ta so­cial, la in­fer­ti­li­dad se­cun­da­ria no sue­le per­ci­bir­se como un problema tan im­por­tan­te. Por ello, las pa­re­jas afec­ta­das tien­den a re­ci­bir me­nos apo­yo y a no ser es­cu­cha­dos. Sin em­bar­go, el due­lo por la pér­di­da y el pro­ce­so de acep­ta­ción no es más sen­ci­llo que el de res­to de pa­re­jas con pro­ble­mas de fer­ti­li­dad. La frus­tra­ción es si­mi­lar y el es­trés y la an­sie­dad pue­de ser ele­va­da pa­ra es­tas pa­re­jas pre­ci­sa­men­te por la in­com­pren­sión tan­to de mé­di­cos como de fa­mi­lia-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.