¿Por qué se re­pi­ten los sue­ños?

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sentimientos -

Inés es­ta­ba pri­sio­ne­ra del de­seo de es­tar jun­to a su pa­dre. Al te­ner pro­ble­mas en el tra­ba­jo, como su­frió su pro­ge­ni­tor, su­po­nía que cae­ría tam­bién al va­cío. Su caí­da en el sue­ño es­con­día el de­seo de mo­rir y fun­dir­se con él, un de­seo infantil al que aún no ha­bía re­nun­cia­do. La muer­te de su pa­dre ha­bía si­do al­go trau­má­ti­co, re­pen­tino e ines­pe­ra­do, y la re­pe­ti­ción de su sue­ño era un in­ten­to de ex­pre­sar los con­flic­tos in­cons­cien­tes que ese acon­te­ci­mien­to le ha­bía pro­vo­ca­do. No ha­bía po­di­do ela­bo­rar el due­lo. Cuan­do en un sue­ño apa­re­ce un con­te­ni­do una y otra vez, es como si al­go no di­cho ne­ce­si­ta­ra ex­pre­sar­se pa­ra ser trans­for­ma­do.

La ver­dad ocul­ta

Como men­sa­jes ci­fra­dos, los sue­ños nos ha­blan de nues­tros pro­pios de­seos. Si ca­da no­che te vi­si­tan las mis­mas imá­ge­nes, tra­ta de ave­ri­guar por qué. El con­te­ni­do de un sue­ño in­sis­te pa­ra intentar trans­for­mar un con­flic­to que se ins­ta­ló en nues­tro in­cons­cien­te de una for­ma trau­má­ti­ca. Los sue­ños po­seen dos ti­pos de con­te­ni­dos: El ma­ni­fies­to: es lo que per­ci­be el que sue­ña y el re­la­to que ha­ce de ello. El la­ten­te: es el con­jun­to de sig­ni­fi­ca­cio­nes a las que con­du­ce el análisis de las imá­ge­nes del sue­ño. Ya des­ci­fra­do, apa­re­ce como una or­ga­ni­za­ción de pen­sa­mien­tos que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.