Las claves

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sentimientos -

Los sue­ños son una de las for­mas por las que el in­cons­cien­te tra­ta de en­viar­nos men­sa­jes de nues­tros de­seos más ín­ti­mos y re­pri­mi­dos. Al es­tar dor­mi­dos, la cen­su­ra cons­cien­te es­tá más re­la­ja­da, y en­ton­ces la bur­la se ex­pre­sa, dis­fra­zán­do­se en imá­ge­nes ab­sur­das, pe­ro que sim­bo­li­zan lo más im­por­tan­te de nues­tro ser. En cier­ta me­di­da, en el sue­ño se vi­ve como rea­li­za­do un de­seo que ha si­do im­po­si­ble de cum­plir en la vi­gi­lia, pe­ro que in­ten­ta rea­li­zar­se en la vi­da oní­ri­ca. ex­pre­san aque­llos de­seos que son re­pro­cha­bles pa­ra el que los sue­ña. Se ma­ni­fies­tan de for­ma in­con­gruen­te, por­que al­ber­gan re­cuer­dos de in­fan­cia. Freud dis­tin­guía dos cla­ses de sue­ños: los que tie­nen igual sen­ti­do y los que no. En­tre los pri­me­ros en­con­tra­mos: Aver­gon­zar­se an­te la pro­pia des­nu­dez. En es­tos sue­ños se cum­ple un de­seo ex­hi­bi­cio­nis­ta del su­je­to. La muer­te de per­so­nas que­ri­das. Pue­de alu­dir a an­ti­guos de­seos in­fan­ti­les, don­de los ni­ños aman y odian a am­bos pa­dres, con la mis­ma in­ten­si­dad. Per­der el tren. In­ten­ta ali­viar el sen­ti­mien­to an­gus­tio­so de la muer­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.