Su pa­dre y yo éra­mos ju­ga­do­res y Rudy apren­dió a an­dar en una can­cha”

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Vidas Privadas -

MAITE FA­RRÉS

Rudy Fer­nán­dez, de la se­lec­ción es­pa­ño­la de ba­lon­ces­to, que ha si­do tres ve­ces oro en Eu­ro­pa y pla­ta en las dos úl­ti­mas Olim­pia­das.

“MI MA­RI­DO y yo nos co­no­ci­mos ju­gan­do al ba­lon­ces­to en el Jo­ven­tut de Ba­da­lo­na. Nos gus­ta­ba mu­cho. A Mar­ta, mi hi­ja ma­yor, le da­ba de ma­mar en el pa­be­llón, y Rudy em­pe­zó a an­dar en una can­cha en Ma­llor­ca. Así que no fue una sor­pre­sa cuan­do los dos di­je­ron que que­rían de­di­car­se a ello. Rudy era un tras­to y su her­ma­na, mu­cho más cen­tra­da. Nun­ca ha ha­bi­do ce­los, pe­ro a ella le da­ba ra­bia la de­sigual­dad. Lu­cha­ba igual, pe­ro no se veía re­com­pen­sa­da. Él siem­pre di­ce que Mar­ta es la que tie­ne más ta­len­to”. Por­que Maite no en­tre­gó uno, sino dos hi­jos al de­por­te pro­fe­sio­nal. Su ni­do ma­llor­quín se que­dó va­cío y re­gre­sa­ron a Bar­ce­lo­na. “De­jar­los mar­char fue un dra­ma. Llo­ra­mos to­dos. Lue­go he­mos re­co­rri­do mi­les de ki­ló­me­tros pa­ra ver­les ju­gar. Lo de la NBA fue in­creí­ble, pe­ro tam­bién asus­ta. He­mos in­ten­ta­do que Rudy tu­vie­ra los pies en el sue­lo y que no es­tu­vie­ra mu­cho tiem­po so­lo. Como fun­cio­na­ria, me pue­do to­mar tres me­ses sin suel­do al año, y así nos he­mos or­ga­ni­za­do. Él es un chi­co muy nor­mal. Le en­can­tan los ni­ños y ca­da ve­rano or­ga­ni­za un cam­pus en Ma­llor­ca. Vino un en­tre­na­dor ame­ri­cano y se que­dó alu­ci­na­do de que un ju­ga­dor de la NBA jugara con ni­ños y dur­mie­ra en una litera como ellos”. Maite com­par­te sus re­cuer­dos con el en­tu­sias­mo de una

“Mi hi­ja su­frió la de­sigual­dad en el de­por­te. Rudy di­ce que es la que tie­ne más ta­len­to”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.