Cues­tión de tiem­po.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario - POR LU­CÍA TABOADA GUIÓN Y RAQUEL CÓR­CO­LES ILUSTRACIONES Pa­raim­per­fec­tas.com

El de­ba­te so­bre la con­ci­lia­ción la­bo­ral vuel­ve a Es­pa­ña ca­da cier­to tiem­po, co­mo los pan­ta­lo­nes de cam­pa­na. Nor­mal­men­te, en vez de en cam­pa­na se des­en­tie­rra en cam­pa­ña (elec­to­ral). Y se vuel­ve a po­ner so­bre la me­sa la ne­ce­si­dad de una ra­cio­na­li­za­ción de los ho­ra­rios la­bo­ra­les que una vez más se sue­le que­dar en eso, en un de­ba­te. Es cons­ti­tu­cio­nal que un es­pa­ñol re­ci­ba la jor­na­da in­ten­si­va de ve­rano co­mo un náu­fra­go el so­ni­do de un he­li­cóp­te­ro. Por­que así lle­ga­mos a las va­ca­cio­nes: co­mo Tom Hanks abra­zan­do un ba­lón de vo­lei­bol lla­ma­do Wil­son. Uno es fe­liz tra­ba­jan­do de ocho a tres. Apa­gan­do el or­de­na­dor cuan­do to­da­vía en­tra sol por la ven­ta­na. En Es­pa­ña lle­ga­mos, desa­yu­na­mos, ha­bla­mos, tra­ba­ja­mos, co­me­mos, ha­bla­mos, so­bre­me­sa, tra­ba­ja­mos, mi­ra­mos el pe­rió­di­co, es­pe­ra­mos a que nues­tro je­fe se va­ya, nos va­mos, y es de no­che. Te vas en­te­ran­do de que llue­ve o hay tor­men­ta por­que ves que la gen­te lo tui­tea. Tú lo má­xi­mo que has con­tem­pla­do es el tiem­po que ha­ce en la foto que vie­ne en el sal­va­pan­ta­llas del or­de­na­dor por de­fec­to.

Es ver­da­de­ra­men­te ad­mi­ra­ble esa gen­te que no so­lo tra­ba­ja sino que va a cla­ses de in­glés, es run­ner, co­ci­na, ha­ce Pi­la­tes, ve se­ries, lee, tra­ba­ja y, ade­más, has­ta duer­me. In­clu­so más de cua­tro ho­ras ca­da no­che. “Es cues­tión de or­ga­ni­zar­se”, les es­cu­chas de­cir. “Si te lo pro­po­nes, hay tiem­po pa­ra to­do”, ase­gu­ran. Por eso, mien­tras pre­pa­ras el tup­per pa­ra la comida del día si­guien­te a las 22:00 de la no­che, que ya no sa­bes si le has echa­do sal al bró­co­li o azú­car mo­reno, al tiem­po que in­ten­tas man­te­ner una con­ver­sa­ción de más de 10 mi­nu­tos con tu pa­re­ja y po­nes la la­va­do­ra por­que ya has ido a tra­ba­jar con las bra­gas de No­che­vie­ja 2009, re­cuer­das a esos ver­da­de­ros hé­roes mo­der­nos y sus gran­des ha­za­ñas. Te acuer­das tam­bién de la jor­na­da in­ten­si­va. De la qui­me­ra de las tar­des li­bres. Y has­ta de los 15 días de permiso por boda.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.