Y ME ACOR­DÉ

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Entre Nosotras -

www.mu­jer­hoy.com

Ode ese es­tu­dio so­bre la fe­li­ci­dad de la Uni­ver­si­dad de Har­vard desa­rro­lla­do a lo lar­go de 75 años, con en­tre­vis­tas pe­rió­di­cas y un se­gui­mien­to de las vi­das de 700 hom­bres. Pa­ra sa­ber dón­de es­tán las cla­ves de la fe­li­ci­dad. Y que no ra­di­can, lo su­po­nía­mos, en el di­ne­ro o en el éxi­to pro­fe­sio­nal, sino en la for­ta­le­za de las re­la­cio­nes con la fa­mi­lia, la pa­re­ja y los ami­gos. En el amor, al fin y al ca­bo, el amor a los tu­yos y de los tu­yos. O que es cier­to eso de que el di­ne­ro no da la fe­li­ci­dad, por mu­cho que siem­pre aña­da­mos con iro­nía aque­llo de que ayu­da. Qui­zá ni si­quie­ra, si ese amor de los tu­yos no exis­te, es frá­gil o se pier­de. Co­mo le pa­sa­ba a la chi­ca que llo­ra­ba en el me­tro. El amor de los tu­yos tam­bién pro­te­ge con­tra las en­fer­me­da­des, con­clu­ye­ron los in­ves­ti­ga­do­res de Har­vard. Lo que no quie­re de­cir que esas re­la­cio­nes con los de­más sean siem­pre fá­ci­les, aña­die­ron, sino que la cla­ve es­tá en el es­fuer­zo por cons­truir­las y me­jo­rar­las. En el es­pí­ri­tu de re­cons­truc­ción que aque­lla chi­ca que llo­ra­ba en el me­tro ten­dría que asu­mir lo an­tes po­si­ble. Me acor­dé de ella el jue­ves si­guien­te, en el mis­mo me­tro, a la mis­ma ho­ra, cuan­do, ago­ta­da de nue­vo, es­cu­cha­ba mi mú­si­ca y ob­ser­va­ba. Y es­bo­cé una enor­me son­ri­sa en mi in­te­rior, cuan­do un chi­co de una edad pa­re­ci­da a aque­lla chi­ca se sen­tó en­fren­te y leí las le­tras de su ca­mi­se­ta, “Mr. Hap­pi­ness” [Se­ñor Fe­li­ci­dad], co­mo si su men­sa­je res­pon­die­ra a mis pen­sa­mien­tos. Y en la si­guien­te es­ta­ción, fas­ci­na­da, sen­tí la ma­gia, cuan­do una mu­jer de mi edad se sen­tó a mi la­do y re­pa­ré en la fra­se de su pul­se­ra: “Son­ríe, to­do irá bien”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.