To­das las ni­ñas me­re­cen un fi­nal FE­LIZ

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Mundo -

Ha­ce un año, un te­rre­mo­to de­jó 9.000 muer­tos y 320.000 ni­ños huér­fa­nos en Ne­pal. Mien­tras los tra­fi­can­tes apro­ve­chan esa vul­ne­ra­bi­li­dad pa­ra con­ver­tir a mu­chas pe­que­ñas en es­cla­vas se­xua­les, al­gu­nos lu­chan por sal­var­las del in­fierno. Y lo lo­gran. Tex­to y fo­tos: Ofe­lia de Pa­blo y Javier Zu­ri­ta

Cuan­do te­nía 11 años, un hom­bre me di­jo que me da­ría un tra­ba­jo si me iba con él, pe­ro me lle­vó a un bur­del en la In­dia. Co­mo era de­ma­sia­do pe­que­ña, me obli­ga­ron a po­ner­me ro­pa lar­ga pa­ra di­si­mu­lar mi edad. Tam­bién me obli­ga­ron a acos­tar­me con dos o tres clien­tes al día. Si me ne­ga­ba, me mal­tra­ta­ban”. Así co­mien­za su re­la­to Phul­sa­ni, una jo­ven su­per­vi­vien­te ne­pa­lí, res­ca­ta­da de las re­des de tra­ta de mu­je­res, y que hoy vi­ve a sal­vo en el ho­gar que ha crea­do en Kat­man­dú la ONG lo­cal Mai­ti Ne­pal, que tra­ba­ja mano a mano con la es­pa­ño­la Ayu­da en Ac­ción. Gra­cias ellos, Phul­sa­ni fue res­ca­ta­da, ha re­ci­bi­do una edu­ca­ción y aho­ra tra­ba­ja co­mo pe­lu­que­ra en uno de los me­jo­res sa­lo­nes de la ciu­dad. “He te­ni­do mu­cha suer­te –con­fie­sa–, pe­ro mu­chas otras chi­cas no pue­den con­tar­lo”. A su la­do es­tá Rad­hi­ka. Su mi­ra­da desafian­te y su me­dia son­ri­sa no ocul­tan el do­lor que ha su­fri­do. Ca­sa­da an­tes de los

Ni­ñas res­ca­ta­das de las re­des de la tra­ta ce­le­bran una fies­ta en una ca­sa de aco­gi­da en Kat­man­dú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.