¿Por qué ten­go piel de na­ran­ja y mi ami­ga no?

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Belleza -

Por una cues­tión de ma­la suer­te. Sí, hay mu­je­res re­lle­ni­tas con mus­los li­sos co­mo ta­blas y otras del­ga­das co­mo pa­li­llos que lu­cen car­tu­che­ras im­po­si­bles de es­con­der. Aun­que tie­nes mu­chas po­si­bi­li­da­des de que te to­que, por­que ca­si el 90% de las mu­je­res oc­ci­den­ta­les tie­ne ce­lu­li­tis. En la ma­yor par­te de los ca­sos pue­des echar­le la cul­pa a las hor­mo­nas y a la ge­né­ti­ca: has he­re­da­do la ten­den­cia a la piel de na­ran­ja por­que es­ta­ba es­cri­to en tu ADN. Pe­ro no te duer­mas en los lau­re­les por­que hay otras cau­sas que pue­den des­en­ca­de­nar­lo, en­tre ellas, el ta­ba­co, así que dé­ja­lo ya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.