Mu­je­res en pri­me­ra lí­nea. Frau­ke Petry.

FRAU­KE PETRY

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario -

Frau­ke Petry, de 40 años y lí­der del par­ti­do ul­tra­de­re­chis­ta Al­ter­na­ti­va pa­ra Ale­ma­nia (AFD) era ha­ce un año una re­cién lle­ga­da a la po­lí­ti­ca. Se aca­ba­ba de con­ver­tir en lí­der de la jo­ven for­ma­ción con un dis­cur­so más xe­nó­fo­bo y ul­tra­con­ser­va­dor que el eu­ro­es­cep­ti­cis­mo con el que na­ció en 2013. Las lu­chas in­ter­nas ha­cían in­cier­to su li­de­raz­go y du­do­so su des­pun­te a ni­vel na­cio­nal. Pe­ro en­ton­ces An­ge­la Mer­kel de­ci­dió abrir las puer­tas a 1,1 mi­llo­nes de so­li­ci­tan­tes de asi­lo. Pa­ra Petry, co­mo di­jo un miem­bro de su par­ti­do, fue un re­ga­lo. Es­ta em­pre­sa­ria de ca­be­llo cor­to y dis­cur­so afi­la­do, su­po ha­blar a esa par­te del elec­to­ra­do te­me­ro­so de la olea­da de re­fu­gia­dos mu­sul­ma­nes y se con­vir­tió en fi­gu­ra cla­ve pa­ra las elec­cio­nes fe­de­ra­les de 2017. Sus sa­li­das de tono al­can­zan ni­ve­les an­tes inima­gi­na­bles en un país que lle­va 70 años con­te­nien­do cual­quier as­cen­so de la ul­tra­de­re­cha. Ha lle­ga­do a de­cir (y lue­go a des­de­cir) que los po­li­cías de­bían dis­pa­rar a quie­nes in­ten­ten cru­zar ile­gal­men­te las fron­te­ras, y lla­ma “trai­dor” al Go­bierno y “men­ti­ro­sa” a la pren­sa. Pe­se a dis­tan­ciar­se pú­bli­ca­men­te del mo­vi­mien­to an­ti­is­la­mis­ta Pe­gi­da, mu­chos ven en la AFD a su bra­zo po­lí­ti­co y en el dis­cur­so de Petry la lla­ma que en­cien­de los ca­da vez más nu­me­ro­sos ata­ques a mez­qui­tas y cen­tros de re­fu­gia­dos.

OA­sí, Petry se ha con­ver­ti­do en né­me­sis de An­ge­la Mer­kel, una mu­jer con la que, sin em­bar­go, tie­ne mu­cho en co­mún. Co­mo la can­ci­ller, na­ció en la Ale­ma­nia co­mu­nis­ta, tie­ne for­ma­ción cien­tí­fi­ca –Mer­kel es fí­si­ca y Petry, quí­mi­ca–, y una es­tre­cha re­la­ción con la re­li­gión: el pa­dre de An­ge­la fue pas­tor pro­tes­tan­te, igual que el ex ma­ri­do de Frau­ke. Has­ta ahí los pun­tos en co­mún. “El is­lam no per­te­ne­ce a Ale­ma­nia”, di­jo ha­ce po­co en el con­gre­so de su par­ti­do. Su cru­za­da con­ti­núa aho­ra del bra­zo de su nue­va pa­re­ja y com­pa­ñe­ro de la AFD, Marcus Pret­zell, mien­tras le sur­gen nue­vos fren­tes: su ex se de­cla­ra afín a Mer­kel, en sus fi­las la ta­chan de blan­da, la re­vis­ta Der Spie­gel le de­di­ca una por­ta­da ti­tu­la­da “Los pre­di­ca­do­res del odio”, y has­ta Karl La­ger­feld la ca­ri­ca­tu­ri­za en la pren­sa jun­to a Do­nald Trump. Al nor­te­ame­ri­cano, Petry lo con­si­de­ra ai­re fres­co, co­mo ella mis­ma. Dos tor­na­dos dis­pues­tos a im­po­ner un nue­vo or­den. CAR­MEN RO­SA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.