A de­ba­te. Ni­ños re­fu­gia­dos.

10.000 me­no­res des­pla­za­dos han des­apa­re­ci­do en una Eu­ro­pa que les re­cha­za. ¿Có­mo po­de­mos pro­te­ger­les? Es­tas mu­je­res tie­nen al­gu­nas res­pues­tas. Por Beatriz Gon­zá­lez / Fo­tos: Alex Ri­ve­ra

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario -

Ha­ce unos me­ses, la fo­to de Ay­lan, el ni­ño ha­lla­do muer­to en una pla­ya de Tur­quía, da­ba la vuel­ta al mun­do. La cri­sis mi­gra­to­ria a la que Eu­ro­pa no da so­lu­ción, se po­nía en­ton­ces en pri­me­ra pla­na de ma­ne­ra bru­tal. Ha­bla­mos del ma­yor éxo­do des­de la II Gue­rra Mun­dial –1.300.000 so­li­ci­tan­tes de asi­lo en Eu­ro­pa se­gún la Agen­cia Eu­ro­pea de Apo­yo al Asi­lo (EA­SO)–, que tie­ne una con­se­cuen­cia es­ca­lo­frian­te: la Ofi­ci­na Eu­ro­pea de Po­li­cía (Eu­ro­pol) es­ti­ma que al me­nos 10.000 me­no­res han des­apa­re­ci­do na­da más lle­gar a Eu­ro­pa des­de que co­men­za­ra la ac­tual cri­sis. ¿Dónde es­tán esos ni­ños y qué res­pues­tas se im­po­nen? Ha­bla­mos de ello con cua­tro ex­per­tas: Mai­te Pacheco, di­rec­to­ra de Po­lí­ti­cas de In­fan­cia y Sen­si­bi­li­za­ción de Uni­cef; Mila Nú­ñez, res­pon­sa­ble de Aten­ción Hu­ma­ni­ta­ria y Mi­gra­cio­nes de Cruz Ro­ja Es­pa­ño­la; Al­mu­de­na Es­co­rial, res­pon­sa­ble de Re­la­cio­nes Ins­ti­tu­cio­na­les de Sa­ve the Chil­dren; y Mª Je­sús Ro­drí­guez, di­rec­to­ra de Sen­si­bi­li­za­ción e In­ci­den­cia Po­lí­ti­ca de Al­deas In­fan­ti­les SOS.

¿Cuál es la si­tua­ción ac­tual de es­tos ni­ños?

Mai­te Pacheco. Ac­tual­men­te hay 88.695 me­no­res no acom­pa­ña­dos so­li­ci­tan­tes de asi­lo de la Unión Eu­ro­pea, 96.445 si con­ta­mos otros paí­ses eu­ro­peos que no es­tán en la UE. Y uno de ca­da nue­ve de esos ni­ños es­tá en pa­ra­de­ro des­co­no­ci­do: en­tra­ron y se les re­gis­tró, pero no sa­be­mos dónde se en­cuen­tran des­de en­ton­ces. Ma­ría Je­sús Ro­drí­guez. Es­to es es­pe­cial­men­te gra­ve, ya que un adul­to tie­ne re­cur­sos y ca­pa­ci­dad pa­ra ha­cer fren­te a la si­tua­ción, pero un año o dos en la vi­da de un ni­ño mar­can y ha­cen un da­ño más pro­fun­do. Al­mu­de­na Es­co­rial. En­tre ellos hay mu­chos que lle­gan so­los por­que en el ca­mino se han se­pa­ra­do de lo su­yos o por­que su fa­mi­lia so­lo te­nía di­ne­ro pa­ra man­dar a uno. Las ma­fias sa­ben que son más vul­ne­ra­bles y van a por ellos. Mila Nú­ñez. Ade­más, la ma­yo­ría de re­fu­gia­dos no sa­le de for­ma re­gu­lar, con do­cu­men­ta­ción, pa­sa­por­tes, vi­sa­dos. Y los me­no­res tie­nen más pro­ble­mas aún, con lo cual las vías que uti­li­zan pa­san por cru­zar las fron­te­ras con do­cu­men­ta­ción fal­sa o ha­cer uso de tra­fi­can­tes, ex­po­nién­do­se a gra­ves ries­gos. Mai­te Pacheco. Ries­gos co­mo la vul­ne­ra­ción de sus de­re­chos co­mo per­so­nas, pa­ra em­pe­zar. O caer en re­des de tra­ta y trá­fi­co o ser abu­sa­dos. Ade­más de la vul­ne­ra­ción de otros de­re­chos, co­mo la edu­ca­ción. Y eso sin con­tar el ries­go de muer­te, que es muy al­to: dos ni­ños al día mue­ren en el Me­di­te­rrá­neo. Al­mu­de­na Es­co­rial. Y tam­bién ha­bría que in­cluir a be­bés acom­pa­ña­dos de po­ten­cia­les víc­ti­mas de tra­ta. Año tras año, mu­chos de esos be­bés des­apa­re­cen. Mila Nú­ñez. A to­do eso hay que su­mar el ries­go de ni­ñas muy jovencitas for­za­das a ca­sar­se con adul­tos a cam­bio de la do­te, in­clu­so en los campos de re­fu­gia­dos. Ma­ría Je­sús Ro­drí­guez. Efec­ti­va­men­te, ca­san a las ni­ñas a par­tir de una do­te de 4.000 dó­la­res. Es­tá ocu­rrien­do mu­cho en los cam­pa­men­tos, sobre to­do en los de Jor­da­nia, Irak, Lí­bano y Tur­quía.

¿Có­mo y por qué se les pier­de la pis­ta?

Mai­te Pacheco. Se­gún el tra­ta­do de Du­blín, pue­den pa­sar 11 me­ses has­ta que el ex­pe­dien­te del me­nor no acom­pa­ña­do es­té re­gu­la­do. Pa­ra un ni­ño que ha per­di­do a su fa­mi­lia y hui­do de un con­flic­to, es­cu­char que tie­ne 11 me­ses más de in­cer­ti­dum­bre es el des­qui­cie fi­nal. Eso ha­ce que quie­ra huir de los cen­tros de aco­gi­da, que en la prac­ti­ca son cen­tros de de­ten­ción, co­mo los de Gre­cia, no tan­to por ma­la vo­lun­tad co­mo por sa­tu­ra­ción.

Ni­ños re­fu­gia­dos si­rios en di­fe­ren­tes cen­tros y cam­pa­men­tos de aco­gi­da.

MA­RÍA JE­SÚS RO­DRÍ­GUEZ Al­deas In­fan­ti­les SOS MILA NU­ÑEZ Cruz Ro­ja Es­pa­ño­la AL­MU­DE­NA ES­CO­RIAL Sa­ve the Chil­dren MAI­TE PACHECO Uni­cef

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.