En­tre no­so­tras. Edurne Uriar­te.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario - EDURNE URIAR­TE www.mu­jer­hoy.com

HHACE UNOS DÍAS, el za­peo me lle­vó de ca­sua­li­dad a una pe­lí­cu­la de Kris­ten Ste­wart, esa ac­triz tan se­gui­da y ad­mi­ra­da por los jó­ve­nes. La pe­lí­cu­la, Ame­ri­can Ul­tra, era ma­lí­si­ma, pero lo cier­to es que aguan­té más de me­dia ho­ra, en­tre asom­bra­da y preo­cu­pa­da por­que una pe­lí­cu­la de 2015 y pro­ta­go­ni­za­da por una ac­triz que sim­bo­li­za la mo­der­ni­dad mos­tra­ra por enési­ma vez un per­so­na­je fe­me­nino tan anacró­ni­co. Y es que Kris­ten se pa­só la me­dia pe­lí­cu­la que lo­gré ver se­cues­tra­da por los ma­los, a la es­pe­ra de que la res­ca­ta­ra el hé­roe, el chi­co, el pro­ta­go­nis­ta. Lo de siem­pre, la chi­ca débil en ma­nos de los mal­va­dos y el chi­co fuer­te que po­día con to­dos ellos, el chi­co va­lien­te, la chi­ca víc­ti­ma, la chi­ca pa­si­va, el chi­co ac­ti­vo, la chi­ca do­mi­na­da, el chi­co do­mi­na­dor. Me­nos mal que, po­cos días des­pués, mi desáni­mo por lo po­co que ha cam­bia­do el cine des­de mi ju­ven­tud, por lo ma­chis­tas que son los per­so­na­jes de las pe­lí­cu­las ac­tua­les, se tor­nó en una son­ri­sa con la lec­tu­ra de es­ta re­vis­ta. Con el ar­tícu­lo de­di­ca­do a la ge­ne­ral Lo­ri Ro­bin­son, del Ejér­ci­to de Es­ta­dos Uni­dos, la ge­ne­ral que se ha con­ver­ti­do en la pri­me­ra co­man­dan­te de com­ba­te de ese Ejér­ci­to. Por­que es­ta ge­ne­ral for­ma par­te de la vi­da real y Kris­ten Ste­wart era el per­so­na­je de una pe­lí­cu­la. En la vi­da real, la ge­ne­ral es la que res­ca­ta a los de­más, mu­je­res y hom­bres, y, co­mo ella, ese 15% de mu­je­res que ya in­te­gran el Ejér­ci­to de Es­ta­dos Uni­dos, o el nues­tro. Y, sobre to­do, por­que es­ta ge­ne­ral re­pre­sen­ta el fu­tu­ro y es­ta ac­triz re­pre­sen­ta el pa­sa­do, aun­que ten­ga 26 años, y la ge­ne­ral, 58.

LO MA­LO es que las pe­lí­cu­las in­flu­yen en la vi­da real y pue­den re­tra­sar el fu­tu­ro, por­que las ac­tri­ces co­mo Ste­wart son mu­cho más se­gui­das que las mi­li­ta­res co­mo Ro­bin­son. Las chi­cas quie­ren pa­re­cer­se a la ac­triz y no a la ge­ne­ral, o eso me te­mo, o pue­den creer que lo fe­me­nino es que te res­ca­ten, co­mo a Kris­ten y no que res­ca­tes tú al chi­co, co­mo Lo­ri. Y, ade­más, to­da­vía hay in­nu­me­ra­bles libros sobre las su­pues­tas di­fe­ren­cias en­tre hom­bres y mu­je­res que in­sis­ten en eso de que a ellos les gus­ta res­ca­tar a las mu­je­res y que no­so­tras de­be­mos apren­der a es­pe­rar. Co­mo Kris­ten, al me­nos du­ran­te la me­dia pe­lí­cu­la que vi. Y es­to sí que es fun­da­men­tal pa­ra ser igua­les. No po­de­mos pre­ten­der es­tar al fren­te del mun­do, en lo gran­de y en lo pe­que­ño, en lo abs­trac­to y en lo co­ti­diano, si no es­ta­mos dis­pues­tas a res­ca­tar tan­to co­mo a ser res­ca­ta­das, si no des­te­rra­mos de una vez esa an­ti­gua­lla de la mu­jer frá­gil y pa­si­va. Me pa­re­ce bien que las ac­tri­ces de Hollywood re­cla­men igua­les sa­la­rios o se re­be­len con­tra las di­fe­ren­tes im­po­si­cio­nes de edad pa­ra ellos y ellas, pero lo más im­por­tan­te, la ma­yor in­fluen­cia en las chi­cas que las si­guen es lo que tras­mi­ten sus his­to­rias, si el pa­sa­do de Kris­ten o el fu­tu­ro de Lo­ri.

Lo­ri Ro­bin­son, pri­me­ra co­man­dan­te de com­ba­te del Ejér­ci­to de Es­ta­dos Uni­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.