AL LÍ­MI­TE

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Qué Hay De Nuevo -

De­cía Car­men Mar­tín Gai­te que cuan­do las mu­je­res se arro­jan a na­rrar con su pro­pia voz lo­gran una in­ten­si­dad li­te­ra­ria que los hom­bres ja­más al­can­zan. Al mar­gen de Ma­da­me Bo­vary y Flau­bert, lo cier­to es que los mim­bres de la co­ti­dia­ni­dad los cap­tan me­jor las plu­mas fe­me­ni­nas, qui­zás por­que lle­va­mos tan­tos si­glos hun­di­das en el uni­ver­so do­més­ti­co que na­da de es­te nos es ajeno, y tam­bién por­que, co­mo di­ce Gai­te, “la mu­jer su­ple con la li­te­ra­tu­ra to­do lo que le fal­ta”. De esa ne­ce­si­dad de in­da­gar en las lla­ma­das com­ple­jas re­la­cio­nes fe­me­ni­nas, en­tre ma­dres, hi­jas, cu­ña­das y tías, ha­bla Ma­dre e Hi­ja, de la catalana Jenn Díaz. La his­to­ria arran­ca con la muer­te de Án­gel, ma­ri­do de Glo­ria, her­mano de Do­lo­res y pa­dre de Na­ta­lia y de Án­ge­la. Al des­apa­re­cer el vér­ti­ce de la pi­rá­mi­de fa­mi­liar, es­tas cua­tro mu­je­res fuer­tes se en­fren­tan al re­to de mo­di­fi­car el sen­ti­do de sus vi­das. De las dos hi­jas, Án­ge­la es la más in­de­pen­dien­te; Na­ta­lia vi­ve an­cla­da en el so­me­ti­mien­to amo­ro­so de un aman­te ca­sa­do. Glo­ria es la ma­dre con­tro­la­do­ra y Do­lo­res, el per­so­na­je más po­lié­dri­co: “Una mu­jer ex­tra­ña, por ca­sar to­da­vía, y eso no le gus­ta­ba a na­die”, que in­ten­ta el ma­tri­mo­nio pe­ro desis­te por re­ce­lo. Mu­je­res que pe­lean y du­dan, pe­ro aca­ban clau­di­can­do an­te una so­cie­dad que las en­cor­se­ta en sus ro­les y no las de­ja con­ce­bir su pro­pio de­seo. “Y que co­sas te­nía la vi­da –pien­sa Na­ta­lia–, tan­ta mu­jer a su al­re­de­dor, tan­to es­fuer­zo por ser mo­der­na y aca­bar con la me­dio­cri­dad fe­me­ni­na, y allí es­ta­ba, en el ce­men­te­rio, dán­do­le to­da la im­por­tan­cia al hom­bre, al Hom­bre, no a uno ni a dos, sino a to­dos.” Lo­gra Díaz cau­ti­var al lec­tor con una for­ma de na­rrar per­sua­si­va, que en­ca­de­na fra­ses con la mis­ma in­ten­si­dad con la que se en­tre­la­zan emo­cio­nes en la tra­ma. La voz del na­rra­dor se ins­ta­la en la ter­ce­ra per­so­na y pa­sa al mo­nó­lo­go con fa­ci­li­dad, un jue­go que le per­mi­te en­trar a fon­do en los per­fi­les agó­ni­cos de sus pro­ta­go­nis­tas. Una es­cri­to­ra a te­ner muy en cuen­ta.

Re­tra­to de Jenn Díaz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.