Solares de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción.

Dé­ja­te que­rer por el as­tro rey. La bue­na no­ti­cia es que los nue­vos pro­tec­to­res solares ha­cen que ve­lar por tu piel sea ca­da vez más fá­cil. Des­cu­bre to­do lo que pue­den ha­cer por ti. Por C. Uran­ga

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario -

PIEL MA­TE­RIAL SEN­SI­BLE

To­das las pie­les se vuel­ven reac­ti­vas al sol. In­clu­so las que no tie­nen nin­gún pro­ble­ma du­ran­te el res­to del año. Pue­de que no lo no­tes, pe­ro la reali­dad es que los ra­yos UVB, UVA e in­fra­rro­jos al­te­ran la ba­rre­ra cu­tá­nea y el ADN y, ade­más, fra­gi­li­zan la piel. ¿Có­mo no van a afec­tar­te si el mo­reno es pre­ci­sa­men­te una reac­ción del cuer­po pa­ra con­tro­lar su agre­sión? La piel co­ge co­lor por­que pro­du­ce me­la­ni­na pa­ra con­tra­rres­tar el efec­to de la ra­dia­ción ul­tra­vio­le­ta. Y lo que es­ti­mu­la su pro­duc­ción es, es­pe­cí­fi­ca­men­te, el da­ño ce­lu­lar que es­ta ra­dia­ción pro­vo­ca. Pe­ro, ade­más, el sol de­bi­li­ta la es­truc­tu­ra li­pí­di­ca. En una piel sin pro­ble­mas, es­to sig­ni­fi­ca que la ba­rre­ra se per­mea­bi­li­za y los ra­yos UV pe­ne­tran más fá­cil­men­te. Y eso es ma­lo de por sí. Pe­ro, en aque­llas per­so­nas que ya su­fren un des­equi­li­brio cu­tá­neo, es­ta per­mea­bi­li­za­ción y pér­di­da de gra­sa pue­den re­sul­tar más gra­ves. A-der­ma ha in­clui­do agen­tes ve­ge­ta­les en la for­mu­la­ción de su pro­tec­tor so­lar pa­ra pie­les ató­pi­cas pa­ra res­tau­rar la ba­rre­ra y re­cu­pe­rar los lí­pi­dos. An­ne Mö­ller ha crea­do un com­ple­jo pa­ra re­du­cir la reac­ti­vi­dad de las pie­les fren­te a la ra­dia­ción. Lan­cas­ter, por su par­te, se ha fi­ja­do en la zo­nas más frá­gi­les del ros­tro, co­mo el con­torno de ojos, y ha crea­do un pro­tec­tor es­pe­cí­fi­co con efec­to cal­man­te.

EL AGUA ES LA CLA­VE

Era, pro­ba­ble­men­te, una de las co­sas más en­go­rro­sas de pro­te­ger­se del sol en la pla­ya: te­ner que reapli­car­te el pro­tec­tor ca­da vez que sa­lías del agua. Pe­ro esos días han lle­ga­do a su fin. Y lo han he­cho por la puer­ta gran­de. Los la­bo­ra­to­rios Shi­sei­do han desa­rro­lla­do una tec­no­lo­gía ex­clu­si­va, Wet­for­ce, que no so­lo per­mi­te que el pro­tec­tor se ad­hie­ra mu­cho me­jor a la piel cuan­do es­ta en­tra en con­tac­to con el agua. Es que, ade­más, re­fuer­za e in­cre­men­ta su po­der de pro­tec­ción. Lo con­si­gue por­que in­ter­ac­túa con los mi­ne­ra­les pre­sen­tes en el agua o el su­dor, y uti­li­za la po­la­ri­dad pa­ra crear una ca­pa re­pe­len­te que se con­vier­te en un es­cu­do to­tal que ha de­mos­tra­do au­men­tar la efi­ca­cia de su fac­tor de pro­tec­ción. Pa­ra que to­dos pue­dan be­ne­fi­ciar­se de es­te pre­mia­do des­cu­bri­mien­to, su ga­ma Ex­pert Sun cuen­ta a par­tir de es­te año con una lo­ción for­mu­la­da pa­ra niños y pie­les

APLICADORES LO PO­NEN MÁS FÁ­CIL

Es lo que ne­ce­si­tas: re­du­cir las com­pli­ca­cio­nes al apli­car la cre­ma so­lar. El es­pray di­rec­cio­na­ble de La­cô­me pul­ve­ri­za su bru­ma con SPF50 en cual­quier po­si­ción. El stick de Ki­ko Mi­lano da un to­que de pro­tec­ción in­me­dia­ta so­bre zo­nas sen­si­bles sin man­char­te los de­dos. Y el Roll-on de Ni­vea Sun pa­ra niños ha­ce que la apli­ca­ción tam­bién sea di­ver­ti­da. sen­si­bles, que ya in­clu­ye la tec­no­lo­gía Wet­for­ce. Pe­ro Vichy y Biot­herm tam­bién fa­ci­li­tan las co­sas. Es­te úl­ti­mo lo con­si­gue gra­cias a su tec­no­lo­gía re­pe­le­do­ra de agua, que per­mi­te que su Flui­de So­lai­re Wet or Dry se pue­da apli­car tan­to en se­co co­mo en mo­ja­do con el mis­mo gra­do de pro­tec­ción. Tam­bién la tex­tu­ra re­fres­can­te de la Le­che­gel Wet Skin Idéal So­liel de Vichy se pue­de dar so­bre la piel hú­me­da y man­tie­ne la pro­tec­ción in­clu­so des­pués del ba­ño o de ha­cer de­por­te.

FU­SIÓN PRO­TEC­TOR + MA­QUI­LLA­JE

Es el con­cep­to ideal: fon­do o pol­vos de ma­qui­lla­je que em­be­lle­cen y pro­te­gen, con un aca­ba­do que di­si­mu­la im­per­fec­cio­nes y aca­ba con los bri­llos. Es lo que pro­por­cio­na Sun­brush Mi­ne­ral de Is­din, pol­vos ma­ti­fi­can­tes en bro­cha por­tá­til. Y los Pol­vos Solares Iri­sa­dos SPF30 de Lie­rac, con ex­trac­to de uru­cú, ri­co en vi­ta­mi­na A y ca­ro­te­noi­des. Los Su­per Soins So­lai­res Tein­tés de Sis­ley apor­tan un aca­ba­do per­fec­cio­na­do y la BB Cream Com­pac­ta Per­fec­cio­na­do­ra SPF20 de Bio Beau­té by Nu­xe tie­ne tex­tu­ra cre­mo­sa que se trans­for­ma en pol­vo.

#PRE­GUN­TAS SIN RES­PUES­TA

¿Por qué nos pro­te­ge­mos más la ca­ra que el res­to del cuer­po si el ries­go de es el mis­mo? Par­ti­ci­pa en el debate en mu­je­rhoy.com.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.