Amis­tad y re­por­te­ris­mo

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Protagonista -

Ele­na co­no­ció a Gar­cía Már­quez a prin­ci­pios de los 60 bai­lan­do cumbia en una fies­ta Car­los Fuen­tes. “Fui­mos gran­des ami­gos, des­de an­tes de que se hi­cie­ra fa­mo­so, y cuan­do me die­ron el Pre­mio Cervantes, apa­re­ció en mi puer­ta con un ra­mo de ro­sas ama­ri­llas. Me con­mo­vió”.

¿Por qué eli­gió con­tar la his­to­ria a tra­vés de tes­ti­mo­nios ora­les en­ca­de­na­dos y no de una ma­ne­ra más con­ven­cio­nal?

No lo ele­gí, es así que sa­lió. En esos días ha­cía yo lar­gas en­tre­vis­tas, pe­ro los tes­ti­mo­nios eran muy lar­gos y con­ta­ban más o me­nos lo mis­mo, así que es­co­gí los pa­sa­jes que más me emo­cio­na­ban a mí en lo per­so­nal, y así fue co­mo ar­mé el li­bro. To­dos de­cían: “A las 5.19 un he­li­cóp­te­ro so­bre­vo­ló la Pla­za de las Tres Cul­tu­ras y de­jó caer tres ben­ga­las. En ese mo­men­to se em­pe­zó la ba­la­ce­ra [ti­ro­teo] y la gen­te em­pe­zó a co­rrer, pe­ro la pla­za era una ra­to­ne­ra”. Así que fui ha­cien­do un re­la­to con to­das esas vo­ces, que iba pro­gre­san­do has­ta el ase­si­na­to fi­nal, que es una ma­sa­cre.

De he­cho, al leer a Svetla­na Alek­sié­vich, la úl­ti­mo Pre­mio No­bel, lo pri­me­ro que pen­sé fue en us­ted. ¿Le gus­ta? No. Me abu­rre. Pe­ro me com­pa­ran mu­cho con ella. La leo, pe­ro lle­ga un mo­men­to que aban­dono por­que me can­sa, aun­que cla­ro que me iden­ti­fi­co con su cau­sa y me da ale­gría que Pu­tin es­té fu­rio­so con ella.

“TEN­GO PEN­SA­DAS DOS NO­VE­LAS. ES LO QUE QUIE­RO HA­CER CON LO QUE ME QUE­DA DE TIEM­PO: ES­CRI­BIR”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.