OTRA CO­SA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Entre Nosotras -

es la de­fi­ni­ción que le den al en­gen­dro. Por­que se­gún su uso más ex­ten­di­do, el des­pre­cio por lo an­ti­guo, so­mos vie­ju­nos quie­nes ele­gi­mos a Os­car Pe­ter­son, o a Syl­via Te­lles, Vi­ní­cius y Jo­bim. O una pe­lí­cu­la de 1950, o un li­bro de ha­ce 100 años. O quie­nes no es­ta­mos con esa co­rrien­te de que es bueno to­do aque­llo que ven­ga de los jó­ve­nes, por nue­vo, por­que es el fu­tu­ro. De tal ma­ne­ra que, a es­te pa­so, al­gu­nos son ca­pa­ces de de­cla­rar viejuna la mú­si­ca de Cho­pin, o de los Beatles, o una pe­lí­cu­la de Billy Wil­der, o de Stan­ley Ku­brick. Y, por su­pues­to, a cual­quie­ra que ha­ya cum­pli­do los 50, in­clu­so los 40, y no com­pi­ta en look con sus hi­jos ado­les­cen­tes. Pe­ro tam­po­co quie­ro pa­sar­me al otro ex­tre­mo, que lo hay. Al ex­tre­mo de quie­nes se que­dan an­cla­dos en el pa­sa­do, de los que ni se mo­les­tan en aten­der a lo nue­vo, de los que pien­san que to­do tiem­po pa­sa­do fue me­jor, de los que des­con­fían de un jo­ven por ser­lo y tie­nen una re­sis­ten­cia fe­roz a ad­mi­tir­le cual­quier tipo de su­pe­rio­ri­dad. Si lo de vie­juno se apli­ca­ra a esa ac­ti­tud, no es­ta­ría mal, por­que los hay con tan po­ca ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción a lo nue­vo co­mo a otras cul­tu­ras y paí­ses. Yo tam­bién le dis­cur­seo a mi hi­jo con la se­gu­ri­dad de que mis ideas y mis gus­tos son in­tere­san­tes por­que se han cons­trui­do so­bre va­rias dé­ca­das de ex­pe­rien­cia. Y a ve­ces ten­go que apren­der a acep­tar que sus su­ge­ren­cias son me­jo­res, no va­ya a ser que me con­vier­ta en una viejuna de ver­dad. www.mu­jer­hoy.com

O

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.