MI­RA­DA con chis­pa

¿Quie­res que tus ojos pa­rez­can más gran­des? Ilu­mí­na­los bien y da­les for­ma al­men­dra­da.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Belleza -

• Em­pie­za por la más­ca­ra. ¿La ra­zón? Crea un con­tras­te in­me­dia­to y te per­mi­te es­ta­ble­cer la ener­gía del look. Usa una flui­da pa­ra que de­fi­na las pes­ta­ñas y las alar­gue sin ex­ce­so de pro­duc­to. Y bus­ca las de efec­to la­ca­do, crean una mi­ra­da más chis­pean­te. • De­fi­ne el ojo con dos to­nos dis­tin­tos: bei­ge pa­ra la lí­nea de agua in­fe­rior y azul pa­ra la su­pe­rior. El con­tras­te en­tre am­bos co­lo­res ha­ce que el interior pier­da esa sen­sa­ción ro­ji­za o ama­ri­llen­ta y se vea mu­cho más blan­co. • Pa­ra des­ta­car aún más la mi­ra­da, crea por en­ci­ma de las pes­ta­ñas su­pe­rio­res otra lí­nea en ma­rrón o ne­gro. • Sal­vo que quie­ras un efec­to al­men­dra­do, di­bu­ja la lí­nea des­de el cen­tro del ojo has­ta la es­qui­na ex­te­rior y en­gro­sa so­lo cuan­do lle­gues al fi­nal. Es im­por­tan­te que sea muy fi­na en la mi­tad por­que si no, con­si­gues el efec­to con­tra­rio, re­don­dear­lo. • Si quie­res am­pliar la mi­ra­da, apli­ca un pun­to de som­bra blan­ca en las es­qui­nas in­te­rio­res del ojo y di­fu­mi­na. • Las ce­jas tam­bién son esen­cia­les: di­bu­ja y re­lle­na con lá­piz y fi­ja con gel por en­ci­ma. • In­ten­si­fi­ca el pár­pa­do con un tono neu­tro que ilu­mi­ne el cen­tro del mó­vil. Usa uno más os­cu­ro pa­ra es­ta­ble­cer más pro­fun­di­dad en la mi­ra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.