¿Has­ta el y más alla?

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - En El Foco -

Es­tá cla­ro que la preo­cu­pa­ción por “el fu­tu­ro” de nues­tros hi­jos mul­ti­pli­ca su ni­vel de com­pe­ti­ti­vi­dad a eda­des ca­da vez más tem­pra­nas: se les exi­gen ca­da vez más co­no­ci­mien­tos, ca­da vez ma­yo­res ap­ti­tu­des, ca­da vez me­jo­res re­sul­ta­dos. Carl Ho­no­ré, que se hi­zo cé­le­bre por su li­bro Elo­gio de la len­ti­tud, es­cri­bió tam­bién Ba­jo pre­sión, en el que se­ña­la có­mo el em­pe­ño por sa­car lo má­xi­mo de los hi­jos ha lle­ga­do a lí­mi­tes exa­ge­ra­dos. “Que­re­mos que sean los me­jo­res en to­do: que sean ar­tis­tas, bue­nos es­tu­dian­tes y de­por­tis­tas, y que su vi­da dis­cu­rra sin di­fi­cul­ta­des, do­lor ni fra­ca­sos”. El au­tor, que tam­bién es pa­dre, de­fien­de la te­sis de que la in­fan­cia ha si­do se­cues­tra­da por una ge­ne­ra­ción de “hi­per­pa­dres”, que es­tán crean­do un nue­vo ti­po de ni­ñez que ca­li­fi­ca co­mo la del “ni­ño di­ri­gi­do”: los pequeños son aho­ra ob­je­to de ma­yor preo­cu­pa­ción e in­ter­ven­ción por par­te de los adul­tos que en cual­quier otro mo­men­to de la his­to­ria, y son edu­ca­dos se­gún un plan maes­tro en el que el fra­ca­so no es­tá pre­vis­to. Y así las co­sas, sen­tir­se in­ca­pa­ces de cum­plir con tan­tas ex­pec­ta­ti­vas pue­de in­ter­fe­rir en su co­rrec­to desa­rro­llo y pro­vo­car frus­tra­ción y ra­bia, ba­ja au­to­es­ti­ma, de­pen­den­cia, in­se­gu­ri­dad y fal­ta de con­fian­za, po­bre aser­ti­vi­dad, tris­te­za, in­som­nio, ba­jo ren­di­mien­to, mie­do, an­gus­tia, an­sie­dad, de­pre­sión… ¡STOP! Es­ta­mos en va­ca­cio­nes, el mo­men­to de vi­vir los días en slow mo­tion, de apa­gar el fue­go de esa olla a pre­sión y de vol­ver a po­ner a ce­ro el con­ta­dor del es­trés. A Car­la, la her­ma­na pe­que­ña de Aman­da, le gus­ta mon­tar a ca­ba­llo, pa­ti­nar, sa­car a pa­sear a su pe­rro, na­dar… Pe­ro an­te la pre­gun­ta de a qué quie­re de­di­car el lar­go es­tío, re­nie­ga de sus afi­cio­nes y res­pon­de en la mis­ma di­rec­ción que su her­ma­na: “A des­can­sar”, di­ce es­cue­ta y cla­ra. Aun­que mu­chas de sus in­ten­cio­nes se es­tam­pan con­tra los pla­nes y las ne­ce­si­da­des or­ga­ni­za­ti­vas de los pa­dres, que van, di­rec­ta­men­te, en la di­rec­ción opues­ta: cam­pa­men­tos, de­por­tes, cur­si­llos, idio­mas, ta­lle­res, via­jes, cua­der­nos de re­pa­so… Aún no han he­cho más que em­pe­zar y to­das las va­ca­cio­nes de los ni­ños ya es­tán pro­gra­ma­das. Es cier­to que, en la ma­yo­ría de los ca­sos no que­da otra por­que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.