Los ries­gos del CA­LOR

El ve­rano se ha­ce muy cues­ta arri­ba a 40 ºc. Pe­ro una ola de ca­lor pue­de ser es­pe­cial­men­te pe­li­gro­sa si es­tás em­ba­ra­za­da. Des­cu­bre por qué.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Belleza Eco -

MÁS PRO­BA­BI­LI­DA­DES. Las em­ba­ra­za­das son más sus­cep­ti­bles de su­frir una des­hi­dra­ta­ción por las al­tas tem­pe­ra­tu­ras y es­ta, a su vez, pue­de pro­vo­car sín­to­mas pe­li­gro­sos, co­mo fa­llos cir­cu­la­to­rios, ta­qui­car­dia e, in­clu­so, ade­lan­tar el par­to. Esas son las con­clu­sio­nes a las que ha lle­ga­do un es­tu­dio de la Uni­ver­si­dad de Penn (EE.UU.). LA CON­SE­CUEN­CIA. Otra in­ves­ti­ga­ción pu­bli­ca­da en el Bri­tish Jour­nal of Obs­te­trics and Gy­nae­co­logy ha re­la­cio­na­do ex­po­ner­se a al­tas tem­pe­ra­tu­ras con un pe­so li­ge­ra­men­te me­nor al na­cer, ya que la con­trac­ción de los va­sos san­guí­neos pro­vo­ca­da por el ca­lor re­du­ce la can­ti­dad de nu­trien­tes que lle­gan al fe­to. El con­se­jo es cla­ro: hu­ye del ca­lor, si pue­des. S. VI­VAS.O

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.