LAMUJER ro­jo de

La ma­qui­lla­do­ra ita­lia­na se es­tre­na co­mo di­se­ña­do­ra de ma­qui­lla­je y co­lo­ri­do de Cha­nel con Au­tom­ne 2016. Le Rou­ge, una co­lec­ción que ho­me­na­jea al co­lor fe­ti­che de la mai­son. Por Ana San­tos

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Entre Nosotras -

AAl­ta, del­ga­da y atrac­ti­va, Lu­cia Pi­ca, nue­va di­se­ña­do­ra glo­bal de ma­qui­lla­je y co­lo­ri­do de Cha­nel, apa­re­ce en la aris­to­crá­ti­ca So­mer­set Hou­se de Londres pa­ra dar a co­no­cer su pri­me­ra co­lec­ción pa­ra la mai­son fran­ce­sa: Au­tom­ne 2016. Le Rou­ge. Co­llec­tion Nº 1. Si la gran Co­co Cha­nel le­van­ta­ra la ca­be­za, no ca­be du­da de que da­ría el vis­to bueno a su nom­bra­mien­to por su es­ti­lo y nos atre­ve­mos a de­cir que Karl La­ger­feld ya lo ha he­cho.

En­tre Pa­rís y Londres

Lu­cia Pi­ca na­ció en Ná­po­les ha­ce 40 años, pe­ro des­pren­de un mix en­tre chic fran­cés y mo­der­ni­dad 100% british. Ha ele­gi­do la ca­pi­tal in­gle­sa pa­ra su es­pe­ra­do de­but en la mai­son fran­ce­sa por una ra­zón cla­ra: “Londres es mi casa y mi ins­pi­ra­ción”, afir­ma. Aquí lle­gó ha­ce más de 15 años pa­ra es­tu­diar en la pres­ti­gio­sa aca­de­mia Grea­se­paint Ma­ke-up y aquí ca­na­li­zó su crea­ti­vi­dad has­ta con­ver­tir­se en una ma­qui­lla­do­ra con re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal. Pri­me­ro, co­mo asis­ten­te de la gu­rú Char­lot­te Til­bury y, des­pués, co­mo una de las pro­fe­sio­na­les más so­li­ci­ta­das por mar­cas y re­vis­tas. “Las re­vis­tas de mo­da ofre­cen una fuen­te cons­tan­te de ins­pi­ra­ción, y me gusta la idea de que una mu­jer, vien­do una mi­ra­da que yo he crea­do,

ad­quie­ra la con­fian­za pa­ra pro­bar­la ella mis­ma. Creo que es la me­jor ma­ne­ra de atre­ver­se con co­sas nue­vas”, ex­pli­ca es­ta mu­jer que fue una de las ma­ke up ar­tists de Cha­nel y, fi­nal­men­te, es res­pon­sa­ble ab­so­lu­ta del ma­qui­lla­je de la casa y de los looks de sus cam­pa­ñas de pu­bli­ci­dad y de pa­sa­re­la. Pa­ra Pi­ca se tra­ta de un re­to no exen­to de ad­mi­ra­ción. “Co­co Cha­nel era una mu­jer fuer­te e ins­pi­ra­do­ra que abrió el ca­mino a un ti­po de be­lle­za que per­mi­te que la mu­jer bri­lle de ver­dad –re­fle­xio­na–. Rom­pió mol­des y creó una mar­ca icó­ni­ca que me per­mi­te in­ter­pre­tar un le­ga­do y, al mis­mo tiem­po, apor­tar mi pun­to de vis­ta. Siem­pre sue­ñas con una opor­tu­ni­dad co­mo és­ta pe­ro, cuan­do la tie­nes, tam­bién du­das por dón­de em­pe­zar”.

Sub­ver­sión y cla­si­cis­mo

Lo ha he­cho si­guien­do un im­pe­ra­ti­vo de su ve­ne­ra­da Co­co: “Mu­je­res, po­neos ro­jos en los la­bios y ata­cad”. Por­que Au­tom­ne 2016. Le Rou­ge. Co­llec­tion Nº 1 es su par­ti­cu­lar in­ter­pre­ta­ción y tri­bu­to al co­lor fe­ti­che de la casa. “Es­ta co­lec­ción res­pon­de a una for­ma de sub­ver­sión y cla­si­cis­mo; evo­ca el po­der de la fe­mi­ni­dad, pe­ro tam­bién su vul­ne­ra­bi­li­dad. El ro­jo es un co­lor in­ten­so, se­xual y eterno, y mi in­ten­ción era ex­plo­rar su sig­ni­fi­ca­do y lo que en­cie­rra des­de una pers­pec­ti­va con­tem­po­rá­nea. Es pa­sión, de­seo, ce­le­bra­ción, vi­da, muer­te… Su sim­bo­lis­mo y to­dos los to­nos de ro­jo es­tán pre­sen­tes co­mo hi­lo con­duc­tor. ¡He pro­ba­do mu­chos to­nos has­ta dar con “mis ro­jos”!”, re­co­no­ce. “Me gusta pen­sar que en mi tra­ba­jo hay una cier­ta ar­mo­nía en el uso de co­lo­res y tex­tu­ras que pue­den tras­la­dar­se a la vi­da co­ti­dia­na de una mu­jer –con­ti­núa–. Que lo que ha­go ins­pi­ra a pro­bar co­sas nue­vas y a ex­pe­ri­men­tar con los pro­duc­tos pa­ra re­sal­tar la be­lle­za. Con­ce­bí es­ta co­lec­ción pa­ra que per­mi­tie­se rea­li­zar ma­qui­lla­jes rá­pi­dos, con­tun­den­tes y atre­vi­dos. En ella en­con­tra­mos una cier­ta li­ber­tad y un la­do prác­ti­co”. No en vano, Lu­cia Pi­ca se ini­ció en el mun­do de la be­lle­za con­tem­plan­do a su ma­dre ma­qui­llar­se a dia­rio. “Siem­pre se­guía el mis­mo ri­tual: se apli­ca­ba un po­co de lá­piz de la­bios en las me­ji­llas y lo ex­ten­día, ¡un há­bi­to que me con­ta­gió! Ella afron­ta la vi­da de for­ma sen­ci­lla y sin com­pli­ca­cio­nes, una má­xi­ma que se ha­ce ex­ten­si­va a sus ru­ti­nas de be­lle­za”. Es­ta ins­pi­ra­ción no im­pi­dió que Pi­ca atra­ve­sa­ra la tí­pi­ca ado­les­cen­cia ex­pe­ri­men­tal ba­sa­da en la prue­ba-error. “A los 16 años me ma­qui­lla­ba más que nun­ca. Iba ca­da día al co­le­gio con un look di­fe­ren­te, unos días de emo y otros ins­pi­ra­da en el gla­mour de los años 90. De he­cho, me de­pi­lé las ce­jas has­ta ca­si que­dar­me sin un pe­lo. ¡Ese es el pe­li­gro de se­guir las ten­den­cias! Por suer­te, vol­vie­ron a crecer”. La apa­ri­ción de Pi­ca su­po­ne un so­plo de ai­re de fres­co en la mar­ca fran­ce­sa y en el uni­ver­so de la cos­mé­ti­ca. Ella po­ne a la mu­jer en el cen­tro de su dis­cur­so y ha­ce elo­gio de la im­per­fec­ción. “Soy una mu­jer que dia­lo­ga con las mu­je­res, y es­to me per­mi­te apor­tar una sen­ci­llez y una sen­sua­li­dad di­fe­ren­tes. Cuan­do uti­li­zo el ma­qui­lla­je, in­clu­so pa­ra mí mis­ma, mi ob­je­ti­vo es re­fle­jar una per­so­na­li­dad, no crear un per­so­na­je. Bus­co real­zar lo que es­tá pre­sen­te y la im­per­fec­ción tam­bién tie­ne fuer­za. Creo en la es­pon­ta­nei­dad; no pa­sa na­da si se ha apli­ca­do mal el co­lo­re­te, to­do es par­te de la vi­da. Tam­bién el gla­mour. Siem­pre es po­si­ble ejer­cer la li­ber­tad de pen­sa­mien­to, vivir la vi­da y ma­qui­llar­se los la­bios”, afir­ma. Tam­bién abo­ga por el “me­nos es más”: “La cos­mé­ti­ca es una poderosa he­rra­mien­ta pa­ra real­zar la be­lle­za y pue­de dar­te una in­yec­ción de con­fian­za, pe­ro nun­ca de­be­ría ser una más­ca­ra pa­ra es­con­der­se. Hay que re­co­no­cer­se tras el ma­qui­lla­je. Mi con­cep­to es más fá­cil y lle­va­ble, na­da tea­tral. Lo im­per­fec­to tam­bién es atrac­ti­vo y cool”, con­clu­ye.

Co­co Cha­nel abrió el ca­mino a un ti­po de be­lle­za que per­mi­te que la mu­jer bri­lle de ver­dad”.

A Lu­cía Pi­ca, que po­sa en Londres, le gusta ves­tir de ne­gro, pe­ro nun­ca fal­ta el ro­jo en sus la­bios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.