“Pen­sé que me es­ta­ba con­vir­tien­do no en una es­cri­to­ra mal­di­ta, sino en una mal­di­ta es­cri­to­ra”

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Protagonistas -

Hay a quien pre­fie­re no ha­blar de li­te­ra­tu­ra y mu­jer...

Yo no ten­go pro­ble­ma. Ten­go asu­mi­do lo que de­cía la poe­ta Adrien­ne Rich: to­dos los es­cri­to­res ha­bla­mos des­de las geo­gra­fías de nues­tra es­cri­tu­ra. Ha­blo des­de mi na­cio­na­li­dad, mi cla­se so­cial, mi ni­vel de es­tu­dios… to­das mis cir­cuns­tan­cias y, en­tre ellas, tam­bién la de ser mu­jer.

¿Qué su­po­ne es­cri­bir des­de la “cir­cuns­tan­cia mu­jer”?

Pro­ba­ble­men­te, me ha­ce ele­gir te­mas de los que a lo me­jor un hom­bre no ha­bla­ría, pe­ro el tra­ba­jo de am­bos es el mis­mo: en­con­trar las pa­la­bras ade­cua­das pa­ra lo que que­re­mos con­tar.

¿Qué en­con­tra­re­mos en su en­sa­yo

Éra­mos mu­je­res jó­ve­nes? Es un li­bro de en­car­go que se pu­bli­ca aho­ra. Me pro­pu­sie­ron ha­blar del ero­tis­mo y la cons­truc­ción de la sen­ti­men­ta­li­dad en la tran­si­ción es­pa­ño­la.

¿Se sien­te una es­cri­to­ra re­co­no­ci­da?

Du­ran­te mu­chos años no me sen­tí na­da re­co­no­ci­da. Du­ran­te un tiem­po muy lar­go de mi vi­da pen­sé que me es­ta­ba con­vir­tien­do ya no en una es­cri­to­ra mal­di­ta sino en una mal­di­ta es­cri­to­ra, eso due­le mu­cho.

¿Lo acha­ca­ba al he­cho de ser mu­jer?

Lo aso­cia­ba, so­bre to­do, con el ti­po de li­te­ra­tu­ra exi­gen­te pa­ra el lec­tor que yo que­ría prac­ti­car, y me­nos con el gé­ne­ro. Por­que yo vi­ví la fan­ta­sía, co­mo mu­chas mu­je­res en es­te país, de que ver­da­de­ra­men­te ha­bía­mos con­se­gui­do la igual­dad y, a me­di­da que me he ido ha­cien­do ma­yor, me he ido da­do cuen­ta de lo equi­vo­ca­da que es­ta­ba y de lo in­ge­nua que era. Y de có­mo aque­lla ilu­sión de igual­dad y de li­ber­tad era ab­so­lu­ta­men­te ilu­so­ria y fan­tas­ma­gó­ri­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.