La mu­jer que SAL­VA ni­ñas

JO­SEP­HI­NE KU­LEA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Mujeres En Primera Línea -

Cuan­do Jo­sep­hi­ne Ku­lea cum­plió nue­ve años, en su es­cue­la de la re­gión de Sam­bu­ru (Ke­nia), to­do cam­bió. De un día pa­ra otro, las ni­ñas de­ja­ban de acu­dir a cla­se. Jo­sep­hi­ne sa­bía lo que eso sig­ni­fi­ca­ba: a sus ami­gas las es­ta­ban ca­san­do con hom­bres mu­cho ma­yo­res, a cam­bio de di­ne­ro, tie­rras o ga­na­do, y an­tes eran so­me­ti­das a la abla­ción, la mu­ti­la­ción ge­ni­tal. Ella tam­bién ha­bía su­fri­do esa prác­ti­ca, ile­gal en Ke­nia des­de 2011, pe­ro so­bre la que to­da­vía hoy se ha­ce la vis­ta gor­da. Pe­ro su ma­dre se ne­gó a que a sus hi­jas se les aca­ba­ra la vi­da en ple­na in­fan­cia. Fue ella la que con­si­guió, con la ayu­da de un cu­ra que era maes­tro en la es­cue­la, que a los nue­ve años Jo­sep­hi­ne in­gre­sa­ra en un in­ter­na­do en Me­ru, y que es­tu­dia­ra en­fer­me­ría. Al to­mar dis­tan­cia de la po­bla­ción nó­ma­da en la que se ha­bía cria­do, Jo­sep­hi­ne de­ci­dió se­guir el ejem­plo de su ma­dre. Em­pe­zó por res­ca­tar a sus pri­mas, de 10 y sie­te años, a las que sal­vó ca­si el mis­mo día de sus bo­das. Tras su de­nun­cia, sus tíos fue­ron arres­ta­dos, con el re­cha­zo que eso des­per­tó en­tre su co­mu­ni­dad. En 2012 fun­dó la Sam­bu­ru Girls Foun­da­tion, y sis­te­ma­ti­zó los res­ca­tes. Co­men­zó aco­gien­do a 20 ni­ñas, pe­ro ca­da vez más ma­dres le pi­den que sal­ve a sus pe­que­ñas y más ni­ñas so­las ca­mi­nan ki­ló­me­tros pa­ra po­ner­se a sal­vo.

OLos ma­tri­mo­nios in­fan­ti­les, la mu­ti­la­ción ge­ni­tal y el bea­ding (co­lo­car co­lla­res a las ni­ñas co­mo se­ñal de que cual­quie­ra, pre­vio pa­go, pue­de vio­lar­las; eso sí, sin de­jar­las em­ba­ra­za­das por­que esos be­bés, si na­cen, se­rán re­pu­dia­dos) son hoy las gran­des ba­ta­llas de Ku­lea. No es fá­cil. Lo más ur­gen­te es cam­biar la men­ta­li­dad de au­to­ri­da­des y po­li­cía, pa­ra que evi­ten de for­ma efec­ti­va es­tas “tra­di­cio­nes”. Pe­ro na­da des­mo­ti­va a es­ta ke­nia­ta de 28 años, ca­sa­da con un sam­bu­ru edu­ca­do en Har­vard, con quien tie­ne tres hi­jos. Las fe­li­ci­ta­cio­nes le lle­gan de la mis­mí­si­ma Ca­sa Blan­ca. Di­ce que los aplau­sos le ha­la­gan, pe­ro que lo que ne­ce­si­ta es di­ne­ro y apo­yo. Has­ta aho­ra man­tie­ne la fun­da­ción de su bol­si­llo y del de al­gu­nos do­nan­tes. La vi­sua­li­za­ción re­sul­ta cla­ve. Re­por­ta­jes co­mo el que le hi­zo la CNN ele­van la re­per­cu­sión de su tra­ba­jo. “Hay es­pe­ran­za: cuan­do me­to a ni­ñas en el co­le­gio sé que el fu­tu­ro se­rá di­fe­ren­te”, afir­ma. CAR­MEN RO­SA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.