SU­PER­VI­VIEN­TES CLA­SE ME­DIA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Qué Hay De Nuevo -

Con una ma­du­rez sor­pren­den­te, aún no ha cum­pli­do los 30, Pau­li­na Flo­res nos ofre­ce en Qué ver­güen­za, nue­ve re­la­tos per­fec­tos que con­si­guen pe­ne­trar co­mo un cu­chi­llo en­tre las jun­tu­ras del cue­ro con el que la ma­yo­ría es­ta­mos re­cu­bier­tos, tal co­mo de­cía Vir­gi­nia Woolf de­bía ha­cer­lo to­da bue­na his­to­ria. Por el pri­me­ro de ellos, que da tí­tu­lo al li­bro –dos ni­ñas acom­pa­ñan a su pa­dre que es­tá en el pa­ro a un cas­ting–, la au­to­ra re­ci­bió el pre­mio Ro­ber­to Bo­la­ño. El re­la­to no es ni de le­jos el me­jor, pe­ro es una en­tra­da es­ti­mu­lan­te para es­te pa­seo in­ten­so por las ex­pe­rien­cias de ni­ñez y de ado­les­cen­cia, en fa­mi­lias de cla­se me­dia las­tra­das por la pre­ca­rie­dad y la fal­ta de ho­ri­zon­te. Los per­so­na­jes ha­blan con re­sig­na­ción Qué ver­güen­za.

Oy as­pe­re­za de su pre­sen­te to­man­do co­mo re­fe­ren­cia su pa­sa­do y, aun­que mu­chas ve­ces se de­jan do­ble­gar, fi­nal­men­te re­sis­ten; “no se echan a mo­rir”, co­mo di­ce la au­to­ra. Hay mu­cho de nos­tal­gia y cier­ta re­sig­na­ción: “De­sa­pro­ve­char­me, con­for­mar­me fue para mí la úni­ca ma­ne­ra de ser ho­nes­to”, di­ce el ado­les­cen­te de Úl­ti­mas va­ca­cio­nes. En otro re­la­to ma­gis­tral, Tal­cahuano, un chi­co de 13 años, in­mer­so en su pan­di­lla y a pun­to de ha­cer una tras­ta­da, asis­te sin per­ci­bir­lo al des­mo­ro­na­mien­to fí­si­co y mo­ral de su pa­dre. La pro­ta­go­nis­ta de Es­pí­ri­tu ame­ri­cano, cuan­do des­cu­bre que su an­ti­gua com­pa­ñe­ra de tra­ba­jo no era la jo­ven ano­di­na que ella pen­sa­ba, di­ce: “Me sen­tí co­mo al­guien que re­cién co­mien­za a en­ten­der co­mo fun­cio­na el mun­do, co­mo al­guien cré­du­lo y lim­pio, una víc­ti­ma”. En Ol­vi­dar a Fredy, una jo­ven aban­do­na­da por su pa­re­ja re­gre­sa a ca­sa de su ma­dre, tam­bién di­vor­cia­da y, su­mer­gi­da en una ba­ñe­ra –“An­da, pre­pá­ra­te un ba­ño y ol­ví­da­te del ase­sino ese”–, re­me­mo­ra el al­ter­ca­do que pa­de­ció en su co­le­gio cuan­do era ni­ña. La mi­ra­da de Pau­li­na Flo­res es sin­gu­lar y, co­mo la bue­na li­te­ra­tu­ra, agi­ta, in­co­mo­da y des­lum­bra con un len­gua­je de al­ta in­ten­si­dad.

La au­to­ra, Pau­li­na Flo­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.