TUS OJOS tam­bién en­ve­je­cen

¿Ca­da día lo ves me­nos cla­ro? Es ho­ra de una re­vi­sión. El tiem­po tam­bién pa­sa fac­tu­ra a la mirada, pe­ro al­gu­nos tras­tor­nos pue­den ata­jar­se si se de­tec­tan de for­ma pre­coz. Por B. Na­va­zo

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Cuerpo & Alma -

Los ojos son, jun­to con la piel, los ór­ga­nos que an­tes acu­san el pa­so del tiem­po. Sin em­bar­go, mien­tras que no es­ca­ti­ma­mos en mi­mos cu­tá­neos, a la vis­ta le ha­ce­mos el ca­so jus­to y so­lo cuan­do las se­ña­les aler­tan de al­gún pro­ble­ma. De he­cho, los es­pa­ño­les so­mos los eu­ro­peos que me­nos nos preo­cu­pa­mos por la sa­lud vi­sual y ni si­quie­ra un 10% acu­de a re­vi­sión pe­rió­di­ca. Con la edad, esos con­tro­les se ha­cen más im­por­tan­tes si ca­be, por­que las es­truc­tu­ras que obran la ma­gia de la vi­sión se re­sien­ten: la pu­pi­la reac­cio­na de ma­ne­ra más len­ta pa­ra adap­tar­se a la luz o la os­cu­ri­dad, la cór­nea se vuel­ve más sen­si­ble, al cris­ta­lino le cues­ta más en­fo­car... A ello se une el in­cre­men­to de in­ci­den­cia de en­fer­me­da­des co­mo la dia­be­tes y la hi­per­ten­sión, que tie­nen un efec­to ne­ga­ti­vo en la vis­ta. El re­sul­ta­do es que los pro­ble­mas ocu­la­res afec­tan a nues­tra ca­li­dad de vi­da. Aun­que el de­te­rio­ro es, en cier­ta me­di­da, na­tu­ral e inevi­ta­ble, con el de­bi­do tra­ta­mien­to y con­trol se pue­de re­tra­sar su apa­ri­ción y pa­liar sus efec­tos. Re­pa­sa­mos los tras­tor­nos más co­mu­nes, pa­ra que lo veas to­do más cla­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.