¿He­la­da yo? JA­MÁS!

En ple­na ola de frío, ¿qué pue­des ha­cer pa­ra con­ser­var el ca­lor? Pues más co­sas que po­ner la ca­le­fac­ción a to­pe. Des­cú­bre­las.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Cuerpo & Alma -

CO­ME PRO­TEÍ­NAS. Ha­cer la di­ges­tión su­po­ne un es­fuer­zo pa­ra nues­tro or­ga­nis­mo que ele­va su tem­pe­ra­tu­ra. Si quie­res usar es­te efec­to a tu fa­vor, ase­gú­ra­te de que un ter­cio de lo que ha­ya en tu pla­to sean pro­teí­nas ani­ma­les o ve­ge­ta­les. VI­SUA­LI­ZA. Recupera un re­cuer­do en el que te sen­tis­te arro­pa­da por tus se­res que­ri­dos y re­cu­pe­ra­rás tu ca­lor in­te­rior. ¿Sa­bes por qué? In­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad de To­ron­to han com­pro­ba­do que sen­tir­nos so­los o ex­clui­dos pro­vo­ca que per­ci­ba­mos la tem­pe­ra­tu­ra del lu­gar en el que es­ta­mos más fría de lo que en reali­dad es. La so­lu­ción: re­cuer­da mo­men­tos en los que sen­tis­te to­do lo con­tra­rio y verás có­mo se cal­dea el am­bien­te. A. PARIS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.