A flor de pi el

Hay no­tas y acor­des con un po­der de atrac­ción que va más allá del ol­fa­to. Aun­que pa­ra los maes­tros per­fu­mis­tas, el au­tén­ti­co afro­di­sía­co es la per­so­na que los por­ta. Des­cu­bre los se­cre­tos de los per­fu­mes más cau­ti­va­do­res. Por Cris­ti­na Uran­ga

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Belleza -

Com­ple­jas y enig­má­ti­cas, es la ca­li­dez de la piel la que tem­pla es­tos aro­mas has­ta ha­cer­los co­brar vi­da y con­ver­tir­los en esen­cias que en­cien­den nues­tras neu­ro­nas y desatan pa­sio­nes so­bre nues­tros cue­llos y mu­ñe­cas. ¿Qué aro­mas des­pier­tan nues­tros sen­ti­dos?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.