¡Tie­nes que SU­BIR!

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Entre Nosotras - SUSANNA TAMARO

HAY QUIE­NES, pa­ra al­can­zar la me­ta, es­ca­lan una pa­red de ro­ca ver­ti­cal sin cuer­das ni cla­vos de nin­gún ti­po; y tam­bién hay quie­nes to­man un sen­de­ro per­fec­ta­men­te se­ña­li­za­do en ca­da re­co­ve­co. Ca­da op­ción tie­ne sus pun­tos fuer­tes y sus pun­tos dé­bi­les. El gran mé­ri­to del desafío ex­tre­mo es que con­tie­ne el ries­go de la caí­da, mien­tras que la vir­tud del ca­mino fá­cil es­tá en su cer­te­za. Pe­ro si el vien­to o la llu­via de­rri­ban un car­tel, la po­si­bi­li­dad de ex­tra­viar­se sur­ge de im­pro­vi­so, ¿adón­de nos di­ri­gi­re­mos? Sin na­da que nos in­di­que el rum­bo, las du­das nos asal­tan; y, con las du­das, el pá­ni­co a es­co­ger una sen­da erró­nea. Es­to ocu­rre con fre­cuen­cia cuan­do se prac­ti­ca el senderismo de mon­ta­ña. Cuan­do no hay nin­gu­na se­ñal, siem­pre exis­te el pe­li­gro de es­tar si­guien­do un ve­ri­cue­to so­lo ap­to pa­ra las ca­bras y cu­yo fi­nal pue­de abo­car­nos a un precipicio que esas ca­bras sal­ta­rían y en el que no­so­tros nos des­pe­ña­re­mos.

YO ME EN­CON­TRÉ an­te una pa­red ver­ti­cal, sin te­ner de­ma­sia­da pro­pen­sión a la escalada y, pa­ra col­mo, con vér­ti­go, una fo­bia que nun­ca me ha aban­do­na­do. Con­tem­plé la pa­red, con ple­na con­cien­cia de que no ha­bía otra for­ma de es­ca­par. Aque­llas ro­cas, que se ele­va­ban has­ta el cie­lo, es­ta­ban ahí pa­ra mí y me lle­va­ban es­pe­ran­do des­de an­tes de que yo na­cie­ra. La voz que siem­pre ha­bla en mi interior no de­ja­ba de re­pe­tir­me: “¡Tie­nes que su­bir! Tie­nes que al­can­zar la ci­ma y ver qué hay más allá. De­bes en­con­trar tu pro­pia ma­ne­ra de es­ca­lar es­te mu­ro por el que tan­tos han pa­sa­do. Na­die te ga­ran­ti­za que lle­ga­rás a tu des­tino; y si pier­des asi­de­ro, tam­po­co cuen­tas con nin­gún ar­nés que va­ya a sal­var­te de la caí­da. La in­tem­pe­rie, el frío, la so­le­dad y el abis­mo van a ser tus úni­cos com­pa­ñe­ros de via­je”. ¿Aca­so po­día ne­gar­me yo?¿es que po­día dar­me me­dia vuel­ta? ¿Me­dia vuel­ta pa­ra vol­ver adón­de? So­lo se pue­de vol­ver a la zo­na de con­fort. Y si esa zo­na no exis­te, es inú­til dar­se me­dia vuel­ta, por­que nos to­pa­re­mos con otro mu­ro, y quién sa­be si más te­rri­ble y es­pe­luz­nan­te que aquel al que di­mos la es­pal­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.