Fac­tor SOR­PRE­SA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Adolescente A Bordo - CA­RE SAN­TOS Es­cri­to­ra

“Has leí­do los libros, pe­ro no sir­ven de na­da. Vas a te­ner que apren­der so­bre el te­rreno”.

miras a tu hi­jo y ves que le ha sa­li­do bi­go­te. Le miras me­jor, por si aca­so has vis­to mal. En efec­to: tu ni­ño tie­ne bi­go­te. Lo re­la­cio­nas con al­gu­nos otros sín­to­mas a los que has­ta aho­ra no ha­bías da­do im­por­tan­cia. Aquel día en el par­que de atrac­cio­nes en que te di­jo que es­ta­ba har­to de que le re­ga­ña­ras de­lan­te de sus her­ma­nos. Las mi­ra­das in­sis­ten­tes que dis­pen­sa a aque­lla com­pa­ñe­ra de ba­lon­ces­to. La se­gu­ri­dad con que afir­ma las co­sas más im­pen­sa­bles. En­ton­ces te das cuen­ta: ya es­tá aquí, ha lle­ga­do. La ado­les­cen­cia. La es­ta­bas es­pe­ran­do, pe­ro te pi­lla por sor­pre­sa. La par­te do­cu­men­tal la lle­vas bien. Has leí­do El pe­que­ño dic­ta­dor, ¡So­co­rro! Ten­go un hi­jo ado­les­cen­te, Un ex­tra­ño en ca­sa y de­más bi­blio­gra­fía del apo­ca­lip­sis ado­les­cen­te. Has co­no­ci­do y ob­ser­va­do a otros es­pe­cí­me­nes, ade­más de a los tu­yos. Por mu­cho que te es­fuer­ces, es una épo­ca que ni te­mes ni des­pre­cias ni abo­rre­ces. Más bien to­do lo con­tra­rio. Sa­bes que con los ado­les­cen­tes se cum­ple a la per­fec­ción aque­lla cur­si­la­da que di­ce: “Quié­re­me cuan­do me­nos lo me­rez­ca por­que se­rá cuan­do más lo ne­ce­si­te”. Es­tás dis­pues­ta a ha­cer­lo. Te sien­tes pre­pa­ra­da.

no ha­bías con­ta­do con el fac­tor sor­pre­sa. Tu hi­jo ma­yor des­pier­ta a la ado­les­cen­cia con un es­ti­lo en­tre dog­má­ti­co y dra­má­ti­co. Cuan­do no se sien­te des­gra­cia­do por al­go es­tá dan­do lec­cio­nes has­ta al ga­to. De­tec­tas un prin­ci­pio de in­te­rés eró­ti­co pe­ro tam­bién más dra­ma, y más se­rio. La ni­ña, en cam­bio, es dis­tin­ta y es­tá des­pis­ta­dí­si­ma. Su sen­si­bi­li­dad ha au­men­ta­do tan­to que en un so­lo te­le­dia­rio llo­ra tres o cua­tro ve­ces. Ha­ce un par de días guar­dó un mi­nu­to de si­len­cio por unos osos muer­tos en no sé qué bos­que ame­ri­cano. Tam­bién se ha pa­sa­do al sec­tor ul­tra­con­ser­va­dor. El to­pless, las es­ce­nas le­ve­men­te eró­ti­cas de las pe­lí­cu­las o los des­nu­dos del ar­te la es­can­da­li­zan. Un mon­je de la In­qui­si­ción se­ría más mo­derno que ella. Des­cu­bres que la bi­blio­gra­fía no sir­ve y que vas a te­ner que apren­der so­bre el te­rreno. A pe­sar de to­do, no te asus­tas. Pre­sien­tes que te vas a di­ver­tir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.